'Café con aroma de mujer', avance del capítulo 61 de hoy miércoles en Divinity: "Sé quien te hizo tanto daño"

café con aroma de mujer
'Café con aroma de mujer': capítulo 61 en DivinityProductora

En los capítulos anteriores de Café con aroma de mujer, Iván tuvo que admitir ante su familia parte de los delitos que había estado cometiendo usando su puesto de director de la compañía familiar, mientras que Aurelio descubrió uno de los grandes secretos de Gaviota. En el capítulo 61 de hoy miércoles en Café con aroma de mujer, llega el día del homenaje a don Octavio y Gaviota, al igual que el resto de empleados de la finca de los Vallejo, acude al evento. En este caso, lo hace acompañada de su madre. Su presencia resulta incómoda para Lucía y Julia, quienes tratan de echarla del lugar. Sin embargo, Sebastián intercede y el festejo sigue adelante con la recolectora como invitada estrella. «Quiero agradecer el esfuerzo que usted y su madre hicieron para sacar la hacienda de mi familia adelante», dice Sebastián.

Por otro lado, Eduardo investiga a Martín, pues desde el momento en el que le conoció, comenzó a sospechar de él. Tras descubrir su verdadera identidad, no duda en chantajearle: «O compartes conmigo todo el dinero que piensas sacarle a Paulita o le cuento toda la verdad a tu futura familia política». Mientras tanto, Lucía se ve obligada a abandonar el homenaje junto con Julia. Resulta que Sofía está muy enferma y deben ir a cuidar de ella.

Sebastián besa a Gaviota, pero son interrumpidos por una llamada de Lucía

Terminada la fiesta, Sebastián le pide a Gaviota conversar a solas. El hombre le cuenta que descubrió que fue Carlos Mario la persona que le ordenó a Wilson acusarla de haber tratado de secuestrar a su padre: «Este tipo siempre nos ha odiado y creo que su forma de vengarse de mí fue inventar esa mentira para separarnos». La pareja termina besándose, pero el íntimo encuentro se ve interrumpido por Lucía, quien le comunica a su esposo que deben llevar a Sofía al hospital.

Entretanto, Martín llega a casa de Lucrecia cuando Iván todavía no está en el domicilio y seduce a la mujer. Finalmente, terminan haciendo el amor. Paula, por su parte, trata de localizar a su prometido sin suerte y decide esperarle en su apartamento. Cuando le ve aparecer, le pregunta donde ha estado tanto tiempo.