No me creo ni un ápice a este concursante de 'Supervivientes

·6 min de lectura

Una cosa es lo que vemos y otra muy diferente la realidad. En el caso de Supervivientes la ventaja con la que juegan sus participantes es que no se les graba las 24 horas. Un hecho que les permite hablar por detrás, crear estrategias por las espaldas y tener una doble cara. Este es el caso que mejor describe a uno de sus participantes. Aunque de primeras parece que no ha roto un plato, el paso del tiempo y algunos de sus compañeros están mostrando que de inocente tiene poco, más bien lo contrario. Y su más reciente estrategia para seguir en el reality empieza a desmontarse y podría estropear su paso por Honduras.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

A diferencia de Gran Hermano, en Supervivientes no todo es lo que se ve. En ocasiones, ciertos participantes dan una cara ante las cámaras y luego otra radicalmente distinta cuando estas no enfocan o se alejan. Eso, como espectadores, no podemos verlo, pero sí el resto de los compañeros. Este jueves la palapa se ponía muy interesante con unas revelaciones de Kiko Matamoros avaladas por Nacho Palau. Y en ellas dejaban al descubierto un asunto que, aunque veníamos imaginándolo desde hace días, en cada gala queda más confirmado.

Les hablo de uno de los participantes que arrancó como favorito por ser un superviviente nato que empieza a flojear para la audiencia. Y no porque no pesque, haga las pruebas o ayude en el equipo -que en eso es un número uno- sino por su estrategia personal para seguir dando contenido y tener más presencia en el concurso. Sí, me refiero a Yulen. Si somos sinceros, es muy probable que su protagonismo en Supervivientes y, sobre todo, el morbo que genera fuera, no lo hubiera conseguido sino fuera por la historia con Anabel Pantoja. Sin embargo, esa unión podría salirle cara si no demuestra que es sincera y no por interés, como se empieza a prever.

Con la unificación los equipos vuelven a estar juntos, menos los parásitos. Ahora es que empieza la convivencia buena, juntos y revueltos. Antes todavía era un experimento de estar con unos y otros y luego separarse otra vez. Ahora es que las amistades se van a afianzar o a romper. Y eso es precisamente lo que está pasando con Anabel y Yulen. Su unión en la playa común a todos se suponía que iba a ser una bomba de pasión. Después de varias galas viéndose solo en la palapa y tirándose los tejos como adolescentes, por fin tienen la oportunidad de vivirlo de cerca. Pero, nada que ver. Ni declaraciones de amor, ni besos apasionados ni jueguecitos en la arena, más bien todo lo contrario.

Y así mismo lo hizo saber Kiko con el beneplácito de Palau, más objetivo en este tema porque no tiene esa relación amor-odio con ella. El colaborador de Sálvame interrumpía el sueño romántico de muchos sobre la supuesta relación de Anabel y Yulen para soltar algo que nos dejó a todos alucinando. Ante las ilusiones de Jorge Javier Vázquez de ver a la sevillana enamorada, Kiko le bajo rápido de las nubes. "Esta relación tiene menos cuerda que el reloj de mi abuela. Van a durar lo que dure el concurso y eso te lo digo yo porque en mi vida he visto menos pasión en un hombre que lo que demuestra este señor por esta mujer y esto lo hemos comentado varios compañeros…Yo no entiendo lo que tiene este hombre en las venas si siente algo por ti", le dijo a su compañera, y esta vez sin alzar la voz.

La cara de su destinataria era un poema y durante la publicidad aprovechó para salirse de la palapa y echar unas lagrimillas. Quedó tocada por las palabras de su compañero, cuya intención, según él, no es otra que avisarla de los posibles peligros. Matamoros siguió diciendo que cuando dos personas se gustan y atraen de verdad hay ganas de tocarse, besarse y tener más contacto de piel, no habló de relaciones íntimas porque allí parece que los deseos se esfuman, pero sí de caricias y complicidad. Ante la intervención de Kiko, Anabel, dolida y casi entre lágrimas dio una respuesta para justificar la situación. "Yo no voy a estar como si esto fuera Titanic. Estoy en Supervivientes y he venido a sobrevivir y si él viene de mi mano perfecto, pero yo no vengo aquí a hacer carantoñas ni nada", agregó. Sus gestos eran otra cosa.

Lo que decía no se correspondía con lo que pensaba, y eso se notó. No lo está pasando bien con esta posible relación y las dudas son una constante en su cabeza. Algo no encaja y así lo dio a entender en un ataque de tristeza que sufrió. Lo más curioso de la escena producida en palapa entre Anabel y Kiko fue ver la impasividad de Yulen. El protagonista de la conversación miraba de un lado al otro como si con él no fuera la cosa. Parecía estar viendo un partido de tenis. Finalmente intervino para decir que él no suele decir esas cosas tan bonitas y que como la propia Anabel le define, él es más "soso". Un argumento demasiado flojo que no nos coló del todos. Y es que no es la primera vez que saltan las alarmas con Yulen y su extraña unión a Pantoja. Mientras a ella se la ha visto más abierta e ilusionada, él siempre ha estado dando una de cal y otra de arena.

Las semanas pasadas, mientras que por un lado aseguraba que nunca había conocido a una mujer así, por otro decía que no se fiaba por el tema de Omar, y así una tras otra. No se pone de acuerdo y todo apunta a que su acercamiento podría ser más de cariño que de amor. Eso, aderezado con la conveniencia que esta amistad le supone al ser Anabel una de las favoritas, hace que lo suyo no termine de ser creíble. Una postura que nada tiene que ver con ella, quien ya ha definido estar más "enganchada" a él que un pez a un anzuelo.

Pero más allá del tema romántico, hay más cosas de Yulen que no encajan. Su pelea con Mariana hace dos semanas en la que la venezolana aseguró que él la instó a votar por alguien porque si no la votaría a ella puso en duda la honestidad del campeón de esgrima. Su compañera dio a entender que tanto él como Anuar actúan con pura estrategia y que miden los votos para no salir nominados. Él lo ha negado por activa y por pasiva asegurando que miente lo más grande, pero lo cierto es que no sale nominado. Su alianza con el marroquí, uno de los participantes, a mi modo de ver, más tramposos de la edición, tampoco me da buena espina. Se nota a la legua que el cuñado de Isa Pi vive pensando cómo salvarse, y vaya si lo consigue. Sus estrategias y ocultaciones, como la trampa a la hora de hacer fuego, le están sirviendo para seguir en el reality. Que Yulen le tenga como mejor amigo deja al descubierto que son el team perfecto para hacer planes estudiados y calculados para salvarse y dar caña a los otros.

Es muy lícito en un reality, pero no se puede jugar a dos bandas, ser estratega y pícaro no es compatible con ir de limpio e inocente. Al final las cosas salen a la luz y Yulen finalmente está mostrando las fichas con las que juega, sin él quererlo. Con mucha menos gente ya en el programa y la unificación, se van a poder desenmascarar, aún más, sus verdaderas intenciones. Y creo que no son tan inocentes como parece.

Más historias que te puedan interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente