¿Cada cuánto deberías lavar las sábanas durante el confinamiento?

Olivia Muenter

Debido al coronavirus, todo el mundo está cuidando su higiene más que nunca, no solo lavándose las manos, sino también el pelolas mascarillasla ropa y las sábanas. 

La verdad es que antes de la pandemia, la gente no le prestaba demasiada atención a la limpieza de la ropa de cama. Algunas personas cambiaban las sábanas todas las semanas, pero otras, con suerte, una vez al mes.

¿Hay alguna respuesta clara sobre la frecuencia con la que hay que lavar las sábanas? Según los dermatólogos y microbiólogos, sí, y con el coronavirus formando parte ya de nuestro día a día, es todavía más importante.

(Photo: TETRA IMAGES VIA GETTY IMAGES)

“Cuando te vas a la cama, contaminas las sábanas con células cutáneas muertas (unas 50 millones al día), sudor, maquillaje, lociones, pelos y cualquier cosa que se haya adherido a ti a lo largo del día: polen, caspa de tus mascotas, partículas de moho y de polvo, bacterias y virus”, explica la dermatóloga Hadley King. 

Básicamente, te interesa mantener las sábanas tan limpias como sea posible para no entrar en contacto con patógenos, sobre todo ahora que estás teniendo más cuidado que nunca. Lee a continuación todos los detalles.

Cada cuánto hay que lavar las sábanas en épocas “normales”

Para empezar, es importante conocer las recomendaciones de los expertos sobre la limpieza de las fundas de las almohadas y los edredones.

“Cuanto más cerca esté un tejido de la piel, más frecuentemente habría que lavarlo”, resume el dermatólogo Joshua Zeichner. “Por lo general, recomiendo lavar las fundas de las almohadas y las sábanas una vez a la semana. Si sudas mucho, las puedes lavar más a menudo. Si tienes la piel grasa y acné, si te pones cremas o mascarillas para el acné o si no te lavas la cara antes de dormir, desde luego que conviene lavar las sábanas más de una vez por semana para mayor seguridad. Dado que los edredones no suelen estar en contacto con la piel, los puedes lavar con menos frecuencia, quizás una vez cada dos semanas”.

King coincide y señala que la Academia Estadounidense de Dermatología recomienda lavar las sábanas una vez por semana y cambiar las fundas de las almohadas dos o tres veces por semana.

Las partes de la cama que no entran en contacto tan a menudo con la piel (como el edredón, las almohadas y el colchón) solo habría que lavarlas una vez al año en circunstancias normales, según afirma la doctora Tabasum Mir.

Si tus hábitos no se parecen mucho a los recomendados arriba, no significa que vayas a tener una piel terrible o a contraer enfermedades mientras duermes, pero tampoco te hará ningún daño lavar la ropa de cama con más frecuencia.

“Se sabe que los pinceles de maquillaje y los tejidos son un caldo de cultivo para los microorganismos”, explica Zeichner. “Eso puede provocar irritación cutánea, inflamación, empeoramiento de acné y rosácea e incluso potenciales infecciones de piel”.

La dermatóloga Nada Elbuluk asegura que si no lavas las sábanas con suficiente frecuencia, puedes afectar negativamente al microbioma de la piel, es decir, “los diversos microorganismos que viven en nuestra piel”.

“Esos microorganismos viven en equilibrio con la piel de todas las personas y pueden sufrir alteraciones por la exposición a la ropa de su cama, por ejemplo”, informa Elbuluk. “Las personas que sufren enfermedades cutáneas, como acné o eczemas deberían lavar más la ropa de cama para evitar que se agraven aún más sus problemas”.

Cada cuánto hay que lavar las sábanas durante la pandemia

¿Qué hay que cambiar durante la pandemia? Dicho de forma simple, toca intensificar la higiene. Da igual cuánto lavaras antes tu ropa de cama: ahora deberías hacerlo más a menudo, aunque en tu casa estéis todos sanos.

(Photo: OLGA NIKIFOROVA VIA GETTY IMAGES)

“Aunque no hay una regla sencilla, por lo general les digo a mis pacientes que hagan la colada con el doble de frecuencia que antes”, propone Zeichner. En otras palabras, que si antes lavabas las sabanas cada dos semanas, ahora lo hagas todas las semanas.

Audrey Kunin, dermatóloga y fundadora de DERMAdoctor, señala que aunque hay pocas investigaciones sobre la supervivencia del coronavirus en distintas superficies, sí que hay pruebas sobre el tiempo que sobrevive el coronavirus en las sábanas. 

“La posibilidad de que las partículas virales se queden atrapadas en el tejido y luego sean inhaladas mientras duermes me haría aumentar la frecuencia de la colada”, advierte Kunin.

El pediatra Velimir Petkov también recuerda que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no ha publicado ninguna recomendación relativa al lavado de las sábanas durante la pandemia. Sin embargo, en términos generales, Petkov aconseja separar la colada de los trabajadores esenciales de la de los demás y utilizar las temperaturas más altas que permita la etiqueta.

“Es muy recomendable que los trabajadores esenciales, sobre todo los que trabajan en el ámbito sanitario, se cambien de ropa inmediatamente al llegar a casa. “No deberían llevar la misma ropa puesta al entrar en contacto con la ropa de cama”, comenta Petkov. “Los hospitales y las clínicas lavan sus sábanas reutilizables a 70 grados mientras que en casa se suelen lavar a entre 30 y 40 grados. No es recomendable que laves las sábanas con agua fría o templada”.

Si vives bajo el mismo techo que una persona que ha dado positivo en coronavirus, los CDC sí que tienen recomendaciones de higiene.

“No sacudas la ropa sucia para minimizar la posibilidad de dispersar el virus por el aire, lava las prendas con jabón o detergente a la mayor temperatura que permita el fabricante y deja que se sequen por completo”, explica Tabasum, quien recuerda unos sencillos hábitos de higiene para ayudar a matar al virus: “Lávate las manos con jabón y agua justo después y lava o desinfecta la cesta de la ropa”.

No obstante, King señala que hay otras formas de desinfección y de higiene más importantes que centrarse en la ropa de cama en concreto.

“Durante la era del coronavirus, mi recomendación es que todo el mundo se lave al llegar a casa después de cualquier posible contaminación, para mantener toda la casa segura, incluida la cama”, indica King. “Creo que tiene más sentido que centrarse solo en las sábanas. Todo eso implica más duchas, más lavarse el pelo, más cambiarse de ropa y más coladas, pero te ayudará a mantenerte a salvo a ti y a mantener limpia tu cama”.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Con qué frecuencia hay que lavar las sábanas? (Según los microbiólogos)

Esto es lo que ocurre si no cambias las sábanas con demasiada frecuencia

Cuánto vive el coronavirus en la ropa y cómo hacer la colada

¿Se puede transmitir el coronavirus a través de los alimentos?

Love HuffPost? Become a founding member of HuffPost Plus today.

This article originally appeared on HuffPost.