¿Cada cuánto debemos cambiar de cepillo de dientes?

·4 min de lectura

En homenaje a Yahoo Respuestas, el que fuera uno de los productos estrellas de Yahoo, rescatamos algunas de las preguntas más populares y las explicamos a fondo

Ready for clening teeth, toothbrush and toothpaste close up
Los odontólogos recomiendan cambiar los cepillos de dientes cada 3 o 4 meses para asegurarse que los mismos cumplan su principal función: Limpiar los dientes y remover los restos de comida que se acumula entre ellos previniendo así la placa y las caries.

“La boca sin muelas como un molino sin piedra”. Con esta frase el escritor español Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) dejó en claro la importancia que tenían los dientes para actividades básicas como la alimentación. 

Sin embargo, la mayoría de nosotros no le brindamos a esta parte de nuestro cuerpo el debido cuidado, lo cual termina por acarrearnos dolor y costosos tratamientos.

La salud bucal comienza por la limpieza de los dientes; y para ello es fundamental un buen cepillo. No obstante, no son pocas las personas que llegan a tener este objeto durante meses en sus cuartos de baño, sin reparar en los riesgos que esto les puede conllevar. 

Por esto nos preguntamos entonces: 

¿Cada cuánto y por qué debemos cambiar de cepillo de dientes?

“Se recomienda cambiar el cepillo de dientes cada tres meses”, respondió la odontóloga esteticista Marinelis Mendes, quien tiene estudios en la Universidad Europea de Valladolid. 

Su recomendación es certificada por Colgate, uno de los fabricantes más grandes del mundo de cepillos de dientes. “Cambie su cepillo de dientes cada 3 o 4 meses. En caso de enfermedad o gengivitis, piense en cambiarlo antes, sobre todo si lo guarda cerca de otros cepillos de dientes”.

No obstante, Mendes, admitió que los tiempos antes mencionados no están escritos en piedra y pueden variar de paciente a paciente. 

“Hay personas que se cepillan con más frecuencia que otras, incluso más de las tres veces diarias recomendadas y lo hacen con más fuerza que otras. 

El cepillo de estas personas por supuesto se va a desgastar más rápido y posiblemente al cabo de un mes deban reemplazarlo, mientras que otras personas, que lo hacen con menos frecuencia y fuerza, pueden sustituirlo cada cuatro meses”, explicó.

(VIDEO) Mantén tu higiene bucal sin ensuciar al planeta

No solo caries

Los odontólogos recomiendan cambiar los cepillos para asegurarse de que los mismos cumplan su principal función: Limpiar los dientes y remover los restos de comida que se acumula entre ellos previniendo así la placa y las caries.

Pero la anterior no es la única razón. “Las cerdas de los cepillos se inundan de baterías y las mismas pueden terminar provocando otros problemas adicionales, como gingivitis -que puede causar inflamación y hasta sangrado de las encías- o incluso mal olor”, agregó Mendes.

TE PUEDE INTERESAR

Para reducir estos riesgos de la Asociación Americana de Dentistas (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda enjuagar el cepillo de dientes con el chorro de agua después de lavarse los dientes para eliminar los restos de crema dental y saliva. Después, sugiere que se guarde el cepillo en posición vertical, con las cerdas posicionadas de modo que puedan secarse al aire.

“Guardar el cepillo de dientes en un contenedor cerrado puede conducir a acumulaciones de bacterias, por lo que es mejor dejar que las cerdas se sequen completamente entre cada uso", sugieren.

¿Y qué es mejor un cepillo eléctrico o uno manual?

Los especialistas coinciden en que para reducir la placa bacteriana sin duda es mejor el cepillo eléctrico pero quienes prefieran el tradicional no tendrán problema con sus dientes si usan la técnica adecuada durante el tiempo suficiente, siempre y cuando se cepillen al menos tres veces al día. 

Una de las ventajas del cepillo eléctrico -con el diseño adecuado- es que logra llegar a los lugares más recónditos, y de más difícil acceso, donde es más complicado limpiar con el cepillo manual.

Un artículo de BBC Mundo que cita al doctor Juan Carlos Llodra Calvo, en su momento secretario del Consejo General de Dentistas de España, destaca que una consecuencia indirecta del uso de los cepillos eléctricos es que "se ha comprobado que las personas que usan este tipo de artefacto suelen estar entre un 20 y un 40% más de tiempo cepillándose los dientes". Su recomendación es que el cepillo tenga un "mecanismo oscilante-rotatorio", porque son los más eficaces.

7 recomendaciones que no debes pasar por alto:

  • Si sales de viaje, lo mejor es usar un cepillo desechable, así evitar dañar o perder el tuyo, o exponerlo a contaminantes innecesariamente.

  • Cepíllate la lengua: no olvides que cepillarse la lengua también evita la proliferación de caries y el mal aliento. (Lo mejor es hacerlo de atrás hacia adelante y de lado a lado).

  • El tiempo que dura el cepillado es importante: hazlo por al menos dos minutos, así te aseguras de remover la placa dental.

  • No olvides siempre, siempre cepillarte los dientes al levantarte para proteger tus dientes de las bacterias que actúan durante la noche.

  • Si no te sientes satisfecho con el cepillado puedes recurrir a la seda dental y a los enjuagues bucales.

  • Al terminar debes lavar el cepillo y asegurarte de colocarlo con las cerdas hacia arriba para que se sequen al aire. Nunca guardarlo en un contenedor cerrado.

  • Y muy importante: lavar regulamente el recipiente donde colocas el cepillo de dientes.