Los códigos secretos que esconde una sonrisa perfecta

·4 min de lectura
Photo credit: NBC
Photo credit: NBC

Cuando sonreímos estamos más guapos, nos sentimos mejor, reforzamos nuestra confianza en los demás. Sonreír es, además de saludable, uno de los gestos favoritos de los españoles. En concreto, del 95,45%. Tamaña cifra aparece reflejada en una encuesta realizada por DR SMILE, una de las marcas líderes en ortodoncia invisible y tecnología dental. La sonría es un gesto de alegría y una sonrisa bonita, alineada, también puede convertirse en un arma de seducción, de convicción. Sobre todo cuando se trata de proyectar una imagen sobre nosotros mismos.

Alrededor de un 89% de españoles, consideran que una persona que sonríe es alguien cercano, amigable. Cuando sonreímos, además, nos convertimos en personas de fiar (así lo considera el 54,88%) porque nos sentimos más seguros de nosotros mismos, según asegura el 51,39% de los encuestados. En resumen, sonreír es algo muy útil. Tanto como que, gracias a la sonrisa, un 70,59% de la población consigue integrarse en un nuevo grupo de amigos. Es posible triunfar en una primera cita (62,77%) o en una entrevista de trabajo (33,96%). Nos sentimos a gusto cuando sonreímos y, sobre todo, lo hacemos de forma más natural cuando estamos totalmente satisfechos con la alineación de nuestros dientes. Tan solo un 10% no lo hace porque no se sienten del todo cómodos.

Cerca de un 41% de españoles acude, al menos, una vez al dentista. La gran mayoría de ellos lo hace para someterse a una revisión o a una limpieza (57%). Un ratio que se ha visto incrementado en los últimos dos años con el fin del confinamiento. ¿La razón? El aumento exponencial de los tratamientos de ortodoncia dental invisible: la moda que ha conquistado a más de uno por obra y gracia del uso obligatorio de la mascarilla. Un periodo que ha llevado a muchos a someterse a sistemas de alineación para, pasado un breve periodo de tiempo, lucir una sonrisa perfecta. Marcas como DR SMILE han sabido capitalizar su éxito gracias a una metodología de trabajo que resulta cómoda, fácil de utilizar y asequible para sus pacientes. Lucir una sonrisa perfecta está al alcance de todos los bolsillos. Y la gran aliada de quienes decidan someterse a este proceso es, precisamente, la tecnología.

En DR SMILE han ideado un tratamiento que permite a sus pacientes someterse a controles rutinarios a través de una aplicación móvil que controla el proceso de alineación durante todo el tratamiento. De este modo, pueden organizar videoconsultas online con el dentista o, si es necesario, concertar una cita previa con algún facultativo asociado a la marca. Una particular forma de facilitar que un revolucionario proceso que destierra a los brackets tradicionales y que evita, además, las, para muchos, poco amigables visitas a la clínica dental. Pero, ¿cómo es y en qué consiste el paso a paso hasta conseguir una sonrisa perfecta?

Photo credit: DR SMILE
Photo credit: DR SMILE

En primer lugar, DR SMILE realiza una prueba de idoneidad. A través de él, permiten ver si es posible la corrección a través de alienadores transparentes. Unos moldes fabricados en ClearQuartz® cuya resistencia a los depósitos de saliva o comida permite que la transparencia se mantenga durante más tiempo. Algo que llega tras un plan de tratamiento individualizado. Ofrecen una primera consulta sin compromiso que se centra en la revisión del historial médico, la comprobación del funcionamiento de las articulaciones temporomandibulares y un diagnóstico de salud dental, ya que el tratamiento solo se realiza en dientes sanos y solo si los alienadores de la marca son factibles para el proceso. Tras esto llega un escaneo detallado en 3D de la dentadura en el que se podrá ver el antes y el después. Tras esto, se aprueba el tratamiento –que puede durar entre cuatro y nueve meses– y se fabrican los alienadores en base a ese molde tridimensional. El paciente recibirá en el domicilio un set con todos los alienadores numerados.

Hacia la sonrisa perfecta

Photo credit: Nuria Serrano HEARST - Esquire
Photo credit: Nuria Serrano HEARST - Esquire

Tan pronto como los alienadores lleguen al domicilio, el paciente podrá comenzar con el tratamiento. La ortodoncia invisible debe llevarse durante, al menos, 22 horas al día y se deben sustituir cada 14 días. Tras esto, comienza el seguimiento en el que se deben enviar regularmente fotos a DR SMILE a través de la aplicación móvil. Esas fotos serán debidamente valoradas por sus expertos quienes aportarán información periódica sobre el ajuste y el bienestar de los brackets. A través de un sistema de notificaciones, la app también manda alertas que recuerdan la necesidad de cambiarlos.

Si durante el proceso surgen dudas o consultas, es posible concertar una cita con alguno de los centros dentales asociados a DR SMILE. Una visita presencial que tendrá lugar si el problema persiste y no puede resolverse en remoto. Con el fin del tratamiento llega el retenedor. Una suerte de aparato que evitará que los dientes se desplacen. Pero, ¿cuál es el precio de este tratamiento? Desde la marca han pensado en todos los bolsillos: por 31 euros al mes es posible conseguir una sonrisa alineada. La mejor manera de emprender el camino hacia esos códigos de comunicación no verbal que ofrece la dentadura perfecta.

Photo credit: ESQUIRE
Photo credit: ESQUIRE
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente