Las búsquedas sobre la película 'Te doy mis ojos' se multiplican tras el documental sobre Rocío Carrasco

Valeria Martínez
·3 min de lectura

El impacto político y social que está provocando la serie documental de Rocío Carrasco con apenas dos episodios emitidos no solo se traduce en el hervidero de opiniones que se han convertido las redes sociales -donde encontramos desde ministros como Irene Montero a famosos como Paz Vega y anónimos en general-, sino también en el protagonismo que ha cobrado la salud mental y la violencia doméstica en la parrilla de Telecinco.

Porque además del desgarrador relato de la hija de Rocío Jurado, la cadena de Fuencarral ha acertado acompañando la historia con la inclusión de expertos sobre abusos psicológicos y violencia de género que elevan la conversación con la seriedad y tacto que requiere. Y precisamente en esta conversación nacional ha surgido el título de una película que está cobrando relevancia a casi veinte años de su estreno: Te doy mis ojos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

A pocos minutos de terminar el primer especial dedicado a la serie documental el pasado domingo, una de las invitadas mencionó la película en cuestión. Fue Ana Pardo de Vera que mientras hablaba del perfil habitual de un maltratador recordó la película de Icíar Bollaín como un ejemplo claro a tomar en cuenta. La mención no duró ni un minuto y tuvo lugar ya bien entrada la madrugada del lunes, pero más de uno tomó nota y las búsquedas de la película se dispararon de forma radical.

La herramienta de Google nos revela que poco después de que la periodista y autora mencionara la película sobre malos tratos protagonizada por Luis Tosar y Laia Marull, las búsquedas subieron esa misma madrugada con un pico abismal.

Las búsquedas de 'Te doy mis ojos'
Las búsquedas de 'Te doy mis ojos'

Cualquiera que haya visto esta película de 2003 comprenderá por qué Ana Pardo de Vera la nombró como ejemplo del perfil, tácticas y maneras de un maltratador. Y es que la cinta ganadora de siete premios Goya, incluyendo mejor película, director y guion original, fue uno de los primeros dramas nacionales que trataron el tema de la violencia de género como protagonista central de la historia.

Icíar Bollaín llevaba a los cines una trama tan cruda como realista que lograba transmitir el miedo, el horror y el pánico que vive una mujer maltratada en el tiempo, mientras relataba el desarrollo de la relación desde sus inicios a través de flashbacks, haciendo hincapié en los primeros celos, órdenes e insultos para poco a poco ir amedrentando a la mujer en cuestión.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La cinta fue una verdadera sensación cinematográfica entre 2003 y 2004 debido al impacto social que produjo entre espectadores no acostumbrados a ver esta terrible realidad en la gran pantalla como tema protagonista. Y es que, como bien dijo Ana Pardo de Vera el domingo, las estadísticas de violencia de género recién comenzaron a computarse en 2003. Para el público era algo totalmente nuevo como temática central de una película de ficción.

Aún recuerdo verla con tan solo 23 años y lo mucho que me removió por dentro. Por mi edad en aquel entonces creo que estaba más abierta a plantarle cara a esa realidad, siendo activamente consciente de su existencia como epidemia social. Recuerdo las muchas de conversaciones que generó entre mujeres a mi alrededor como fruto de su éxito. Y es que la película no dejaba a nadie indiferente y, viéndola ahora de nuevo 18 años después, todavía consigue provocar lo mismo.

Para volver a ver Te doy mis ojos, o aquellos que busquen descubrirla por primera vez, la pueden encontrar en HBO, Prime Video, Movistar+ y FlixOlé.

Más historias que te pueden interesar: