¿Buscas sustituto del café? El matcha con todos sus beneficios es una opción óptima

·6 min de lectura
Photo credit: Mark Storey - Getty Images
Photo credit: Mark Storey - Getty Images

Té matcha, ¿quién no ha oído hablar (o visto a través de las stories de su influencer favorita) de esta bebida? Pese a su sabor peculiar y su textura como arenosa, esta bebida, que combinada con cualquier leche (¡hasta con leche de patata!) es una delicia, lleva presente en redes sociales, en los menús de los restaurantes y, también, en los baldas del supermercado desde hace años.

Es más, en los últimos meses incluso ha comenzado a abandonar su clásica taza, para transformarse en un ingrediente más de algunas elaboraciones de desayunos o meriendas sanas (como, por ejemplo, los bizcochos o las tortitas). Pero cuáles son los motivos que han fomentado que muchos de nosotras no podamos empezar bien el día sino es con una buena taza de té matcha.

Matcha, ¿qué beneficios nos aportas?

Si hay un rasgo que ha incrementando la popularidad del té matcha no nos engañemos, es lo provechoso que puede resultar para el organismo. Como ocurría con el café, el sabor de este té puede resultar un poco amargo, pero con la segunda taza estarás más que acostumbrada.

1.Rico en antioxidantes

A diferencia de otras infusiones, el té matcha destaca por su alto contenido en catequinas y polifenoles. "¿Qué es eso?", te puedes estar preguntando. Pues dos antioxidantes comúnes y naturales que destacan por ser bastante buenos para el organismo, gracias a que reduce el daño celular, instando a la regeneración lo que ayuda a prevenir enfermedades crónicas.

Según esto, puedes optar por esta opción de té matcha de lo más económica que, además, es la más valorada y solicitada... por algo será.

2. Recarga tu energía

El polvo del té matcha se caracteriza por tener un nivel de cafeína mayor que otras infusiones preparadas. De hecho, algunos estudios han dictado que aproximadamente una taza de matcha tiene el mismo aporte energético que una taza de café.

Esto se debe a que en su composición destaca el aminoácido L-teanina, que impide el descenso de energía. ¿Conclusión? Que si has pasado mala noche y necesitas un plus de energía... deja el café y sírvete una buena taza de té matcha para recargar pilas.

3. Reduce los niveles de estrés

¿Eres de los que toma un poquitín de café y ya roza la hiperactividad porque no consigue estarse quieta? Pues entonces repite con nosotras: M-A-T-C-H-A. Esta infusión rica en el citado aminoácido no solo no altera nuestro estado de calma, sino que además ayuda a combatir y reducir los altos niveles de estrés. Un dato que, a más de una, no nos viene nada mal saber y poner en práctica con una buena taza.

4. Aumenta tu productividad

Relacionado con los dos últimos beneficios, al parecer el matcha no solo nos va a ayudar a contener los bostezos en la oficina (bendita mascarilla), sino que al parecer también ayuda a aumentar nuestra atención y velocidad de procesamiento gracias a la combinación que crea el ya citado aminoácido (al que, a este paso, vamos a acabar haciendo un altar) con la cafeína y el polifenol de su composición.

E, incluso, si notas que tu memoria está fallando levemente se ha estudiado que tomar té matcha palia estas pequeñas "lagunillas" en el recuerdo. Todo ventajas.

5. Reduce el colesterol

¿Hay algo que no pueda hacer el matcha? Comenzamos a dudarlo. Según se ha estudiado, con su toma no solo mejora nuestra función cerebral sino que, además, ayuda a reducir el colesterol malo. Como bien sabrás, este colesterol (como indica su nombre no es muy simpático) induce a la acumulación de ácidos grasos en las arterias, ¿consecuencias? Un riesgo mayor de sufrir ataques cardíacos y, por supuesto, accidentes cardiovasculares.

Por lo que ya sabes, si buscas reducir el porcentaje de colesterol malo en tus análisis un buen vaso de esta infusión puede ser una buena opción para intentar mantener un sistema circulatorio sano.

Photo credit: hxyume - Getty Images
Photo credit: hxyume - Getty Images

6. Protege el hígado

Probablemente, junto al corazón y el cerebro, el hígado es uno de los órganos al que más atención solemos prestar y, la verdad, no es para menos. Su función es fundamental para el metabolismo; es prácticamente el encargado de procesar los nutrientes.

Pues bien, al parecer el matcha reduce el impacto que recibe el hígado (e, incluso, los riñones) durante su funcionamiento. Con ello, además, se ayuda a que el metabolismo de las comidas sea más óptimo, aprovechando cada nutriente de la comida.

7. Huesos fuertes y resistentes

Pregunta rápida: ¿cómo cuidas tu esqueleto? Sabemos que sigues una buena dieta y que tus músculos están más que tonificados (sobre todo si realizas nuestras rutinas full-body de 20 minutos favoritas), pero.. ¿qué pasa con tus huesos? También necesitan un cuidado óptimo para evitar lesiones o una rotura con una caída tonta, ¿no?

Y sí, como ya puedes estar deduciendo, el matcha también nos ayuda con esto. Gracias a su ya mencionada carga de antioxidantes (al ritmo de los polifenoles, ya no se te olvidará este nombre) con su toma consigues aumentar la propia densidad mineral ósea, impidiendo la inflamación de los huesos.

8. Ayuda con la pérdida de peso

Al igual que otras muchas infusiones (como estas del Mercadona), el té verde (que procede de la misma planta que el matcha) se encuentra en la lista de ingredientes o alimentos que ayudan a mejorar la pérdida de peso. Esto se debe a que tiende a acelerar el organismo, dotándolo de energía, lo que insta a una quema de calorías más rápida.

Photo credit: Cavan Images - Getty Images
Photo credit: Cavan Images - Getty Images

9. Efecto saciante

Otra cualidad de esta bebida que está relacionada con el anterior punto es que al tomarse con leche (indistintamente que sea de origen natural o vegetal) esta bebida aumenta sus calorías, pero tiende a ser tan saciante como el café. ¿Resultado? No te vas a levantar a media mañana para, sutilmente, ir andando a la cocina y picotear algo rápido. Una característica que vuelve a ayudar a tu productividad porque no estarás pensando el contenido de tu alacena.

10. Combate el estreñimiento

Más allá de su alto porcentaje de antioxidantes o aminoácidos, el matcha destaca por su alta concentración de taninos, que fomentan y ayudan al propio tránsito intestinal. ¿Resultado? Bye, bye, a la sensación de sentirte hinchada y pesada durante el día.

11. Añade color a tus comidas

Si te encanta teñir tus comidas para aportarles un aspecto más sabroso y también leíste que los colorantes artificiales no eran tan buenos como parecían, aquí tienes una razón más para declararte fan del matcha: es un colorante natural sobresaliente.

Su característico y ya mencionado color verde procede de su alto nivel en clorofila, por tanto, cualquier elaboración que mezcles con un poquitín de matcha -como, por ejemplo, tortitas- adquirirá ese color. ¿Lo mejor? Que si no te gusta el sabor de esta infusión, puedes introducirla, porquito a poquito, como colorante a tus comidas donde, dependiendo de la elaboración, tendrá un gusto más difuminado.

Photo credit: Robert Benson / Aurora Photos - Getty Images
Photo credit: Robert Benson / Aurora Photos - Getty Images

12. Preparación fácil y rápida

Sí, lo sabemos. Puede parecer una ventaja un poco "tonta", pero chicas... no nos engañemos. La vida no es como en las películas, nadie tiene ganas de levantarse con los pajaritos (alias: última alarma) y ponerse a cocinar cantando (lo que significa lavar platos o encontrarse la cocina "delicada" al volver).

La realidad es que muchas optamos por opciones rápidas. Sanas, sí, pero rápidas. Y lo bueno es que un buen té matcha apenas te va a robar unos minutos: tan solo tienes que mezclar una o dos cucharitas de matcha, mezclarlo con agua caliente o, si quieres un sabor menos amargo, combinar las cucharitas con leche y, ¡a beber!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente