Por qué buscas pareja en otoño: qué es la ‘cuffing season'

cuffing season
Qué es el ‘cuffing season’Netflix

En el instante en el que descienden las temperaturas, pocas cosas se tornan tan apetecibles como lanzarse al sofá, coger la mantita y disfrutar de verdaderos maratones de Netflix, a poder ser, con alguien al lado. Por eso surge una de esas tendencias en el universo de las citas que al igual que el ‘cookie jarring’, lejos de hablar de fenómenos realmente nuevos, lo que hacen es poner nombre a clásicos. Ahora nos adentramos en la temporada del ‘cuffing’ (del emparejamiento), que se refiere a la época en la que los solteros y solteras buscan ligues con los que mantener relaciones fugaces para pasar así los meses más gélidos del año en compañía. Según la aplicación de citas Inner Circle, lo habitual es que la gente recurra a parejas o ligues del pasado para así no encontrarse con sorpresas e intentar pasar estos meses de la forma más cómoda (y cálida) posible.

“Está bien acordarnos de personas que han formado parte de nuestro pasado. La llegada del frío, las cortas horas de sol y el paisaje otoñal, fomenta que las personas busquen a alguien con quien compartir momentos más tranquilos y los famosos planes de “manta y peli”. El otoño pasado, el 57% de los miembros de Tinder afirmó sentir la necesidad de conocer a las personas a un nivel más profundo, íntimo y auténtico. De hecho, las conversaciones en Tinder son un 38% más largas en comparación con la temporada veraniega. Por ejemplo, la Generación Z, priorizó más los intereses en común con sus ‘matches’ por encima de la apariencia física, como las opiniones políticas e, incluso, el sentido del humor”, explica Vicente Balvestre Tío, Senior Communications Manager Southern Europe en Tinder, que advierte que es muy importante intentar superar esa sensación de soledad y la dificultad de hacer planes nuevos en una época donde, en ocasiones, tendemos a pensar que todo nuestro alrededor tiene pareja.

“Con la llegada del otoño y los días fríos, hay una tendencia a querer estar en pareja. Eso es así porque durante el verano y el calor hay mil planes al aire libre y sobre todo mucha actividad y gente fuera en la calle: festivales, playa, terrazas a rebosar... En cambio, en invierno lo que nos apetece es hacer más planes hogareños: el sofá, peli y manta es el plan por excelencia. Y en este caso preferimos hacerlo acompañados de una pareja sentimental. Dentro de este deseo de querer encontrar compañía para los meses de frío, hay quienes ven más fácil retomar contacto con alguien conocido que abrirse a conocer a gente nueva. Eso pasa sobre todo en las personas que sienten miedo a lo desconocido o incluso aquellas que están atravesando un momento de baja autoestima”, comenta el equipo de Adopte.

Mariona Gabarra, sexóloga y asesora de Gleeden, señala que tenemos una visión antigua de que se está mejor acompañados que solos, por lo que no hemos aprendido a disfrutar de la soledad. "Se nos ha inculcado que tenemos que tener pareja, casarnos y tener hijos, y aunque hemos avanzado en este campo, seguimos anclados en esta mentalidad a causa de la educación recibida. Creo que lo que nos hace falta realmente es ese concepto de estar bien solas, porque cuando hablamos de volver con la pareja al llegar el invierno en realidad nos referimos a volver a estar acompañados. Buscamos una compañía dentro de casa, pero cuando salimos en verano hay mil planes y no nos hace falta nadie", señala.

Según datos procedentes de una investigación llevada a cabo por Inter Circle, el 52 % de los solteros han sido contactados por un ligue del pasado… Sin embargo, el 71 % asegura que las cosas no funcionaron. ¿Es entonces un error, por decirlo de alguna forma, tropezar en la misma piedra y volver a nuestras parejas del pasado? El equipo de Adopte responde. “No quiero afirmar que sea siempre así, pero en la mayoría de los casos sí puede ser negativo. Normalmente si la relación se termina es porque algo no funcionaba. Cuando terminamos una relación no es de golpe, primero intentamos solucionar lo que no va bien, por lo que si ya se intentó y no funcionó, lo mejor es saber soltarlo. Volver con un ex repetidas veces puede indicar que estamos metidas dentro de una relación de dependencia tóxica. En algunas ocasiones no es así, y volver con un ex puede funcionar, ya que lo que no funcionaba era algo contextual que se ha podido resolver... Pero no es la norma general”.

cuffing season
Pareja ante la teleandresr - Getty Images

Vicente Balvestre Tío no cree que este regreso al pasado sentimental suponga que hayamos tirado la toalla. Sin embargo, sí considera que puede indicar que nos hallamos en un momento en el que estamos inseguros a la hora de mostrarnos al mundo y dejar que otros nos conozcan. “Muchas veces el miedo parte de una inseguridad y de querer protegerse de miedos que en su mayoría son irracionales: no voy a gustar a nadie, no voy a encontrar nunca más a nadie interesante, no valgo para socializar y un largo etcétera. También puede ser que simplemente no hayamos cerrado bien un capítulo sentimental y por eso volvamos a él”, explica.

"Recurrir a gente del pasado tiene que ver con haber perdido la esperanza y con tener miedo a la soledad. Es más fácil volver con un ex que encontrar a una nueva persona que encaje con nosotros, porque no tenemos paciencia para conocer a una persona ni para adaptarnos a su bagaje. Nos hemos vuelto unos vagos para el amor, porque ya no nos esforzamos. Tener una persona con quien crear un proyecto de futuro nos obliga a ser selectivos, esperar a que llegue esa persona y luego luchar por encajar y conocer sus demonios y virtudes", asegura Mariona Gabarra, sexóloga y asesora de Gleeden.

Resulta esencial saber si la persona con la que estás busca lo mismo que tú, pues quienes sólo recurren a su pasado amoroso para pasar unos meses de comodidad pueden estar haciendo daño a la otra persona si esta sí está buscando una relación duradera. Afortunadamente, en la actualidad existe una tendencia creciente en torno a las citas, que consiste en ser muy claro con las potenciales parejas sobre lo que se busca en una relación. El primer estudio realizado por Bumble en España,“Lo que las mujeres (no) quieren”, señala al hablar de la tendencia ‘hardballing’ que el 79% de los ‘millennials’ dicen tener una idea muy clara de lo que buscan. Sin embargo, el 28% de la Generación Z está adoptando el enfoque opuesto, centrándose más en la exploración y rechazando un enfoque prescriptivo de las citas.

En el caso de que retomes relación con alguien del pasado... ¿Cuán importante es hablar de tus intenciones al comienzo, especialmente teniendo en cuenta que en la ‘cuffing season’ estas relaciones son fruto de un tiempo determinado? “Siempre es importantísimo hablar y comunicar qué esperamos de una relación con nuestra pareja, ya sea una pareja formal o esporádica. Tenemos que tener siempre responsabilidad afectiva: comprender que todas nuestras acciones dentro de la relación tienen un impacto emocional hacia otra persona. Por lo que es necesario ser honesto, comunicar nuestras emociones, informar sobre nuestras expectativas sin miedo a ser juzgados. Sólo así podemos entablar relaciones positivas ya sean esporádicas o de larga duración”, explican desde la app Adopte.

Consejos para el ‘dating’ otoñal:

Para finalizar, les preguntamos a los expertos cómo enfrentarnos a la nueva temporada de forma diferente y pensar en las virtudes de conocer gente nueva.

“Lo mejor de pasar tiempo solo es poder conocerte más a ti mismo, y esta es la mejor forma para que otros puedan también llegar a conocerte. Buscar y encontrar nuevos intereses, afines a tus gustos, te dará la oportunidad de disfrutar de tu tiempo libre y, si encima compartes esos mismos ‘vibes’ con tu próxima cita de Tinder, tendrás todavía más oportunidades de verdaderamente conectar con alguien y respirar aire fresco. Desde la aplicación recomendamos a nuestros miembros salir de su zona de confort y estar abiertos a entablar conversaciones con aquellas personas que compartan intereses o, simplemente, llamen su atención”, explica Vicente Balvestre Tío, Senior Communications Manager Southern Europe en Tinder.

“Para dejar el pasado atrás y dar paso al futuro es necesario sentir que hemos cerrado un capítulo. Despedirnos de esa persona del pasado, aunque sea de forma simbólica, nos va a ayudar muchísimo. También si vemos que verlo todo el tiempo en redes sociales no nos ayuda, tenemos todo el derecho de borrarlo de nuestros contactos. Por otro lado, lo mejor es hacer cualquier actividad que nos vaya a subir la moral y la autoestima o que nos aporte seguridad en nosotras mismas: empezar un deporte, apuntarse a alguna actividad nueva... También hacer una lista de todo lo que nos gusta de nosotras mismas y todo lo que nos gustaría que nos aportara una nueva persona en nuestras vida", explica el equipo de Adopte.

Para finalizar, Mariona Gabarra señala que mucha gente piensa que la madurez se alcanza cuando logramos tener una buena relación con tu ex, una idea con la que no está de acuerdo. "Un ex es una persona con la que han ocurrido cosas importantes y situaciones emocionales clave. Si no fuéramos a tener más parejas en la vida, podríamos tener buena relación con esa persona, pero si va a parecer alguien nuevo, es difícil darle el lugar que se merece si hay otro a quien ya se lo diste en tu vida. Hay muchas personas en este mundo como mantener la relación con un ex. ¿Por qué hay quien le da ese matiz de madurez? Porque nos cuesta soltar y hacernos a la idea a de no volver a tener contacto con alguien que fue tan importante. Madurar es aceptar que esa persona ya no forma parte de nuestras vidas".

Cuéntanos si de cara al invierno pretendes adentrarte en tu agenda del pasado o si quieres conocer a nuevas personas con las que por qué no, también disfrutar de interminables sesiones de ‘binge watching’...