Buscaba la foto perfecta de su madre en el Gran Cañón y casi se precipita al vacío por conseguirla

Era la tercera visita al Gran Cañón (Arizona, EEUU) de Emily Koford y su madre Erin y sin duda será la que nunca olvidarán. Como suele decirse, fue el día en el que esta joven estadounidense volvió a nacer tras una imprudencia que podría haberle costado la vida. Y es que su empeño por lograr la foto perfecta de su madre en un lugar tan espectacular como en el que se encontraban le llevó a resbalar. Por suerte, se equilibró a tiempo.

Se dejó llevar por hacer la foto perfecta y casi se cae al vacío en el Cañón del Colorado. (Foto: Getty Images)

Ocurrió a finales del mes de octubre, según ha publicado el medio local ABC 15 Arizona, que ha hablado con Kevin Fox, testigo de lo ocurrido y quien parece que grabó el vídeo que ahora está dando la vuelta al mundo.

En las imágenes se puede ver cómo Emily camina de espaldas para hacerle la foto a su madre, que posa. Llega un momento en el que se queda sin tierra sobre la que apoyarse y trastabilla. Sin embargo, en esa mínima fracción de segundo consigue mantener el equilibro y volver a pisar tierra firme, para alegría de madre e hija, que se llevaron el susto de su vida.

Erin Koford ha relatado al citado medio que “fue realmente aterrador. Tan pronto como supe que estaba bien, me enfadé mucho por lo que había hecho”. En el vídeo se aprecia, pese a la lejanía, que la madre parece regañar de alguna manera a su hija una vez que esta está a salvo. Le había avisado de que tuviese cuidado, de que no siguiese reculando, pero no le hizo caso y casi acaba en desgracia. Todo por una foto.

Según informa esta filial de la cadena norteamericana ABC, los funcionarios del Parque Nacional del Cañón del Colorado contabilizan una media de 12 muertes por caídas al año. El pasado mes de abril fallecieron dos personas por esta razón, una mujer de 69 años y un californiano de visita llamado Michael Obritsch y de 63 años.