Busca el equilibrio en tu dieta

Gabrimar Lascurain
Forget scurrying away vegetables in their pasta sauce, this is the year that children finally embrace healthy eating. Well, we can but hope. But according to Chloe Joyner, Nutritionist from Kiddyum, 2017 will see some major changes in food and nutrition for little ones. For a start we’ll be looking beyond hidden veg. “In the recent past, much of the advice parents have been given has focused on pureeing and hiding vegetables in dishes in order to encourage children to eat them,” explains Chloe. “However recent research has showed that there are benefits to offering children whole pieces of vegetables – a stick of carrot or a floret of broccoli - as it enables the children to identify the flavour, texture and colours of the vegetables.” Chloe says that by only offering hidden vegetables, children are more likely to become picky about eating them in the long term because they won’t be used to seeing or eating them in their real form. “So by all means do hide some veg, but next year try to offer the vegetables in their whole form – or in pieces – as well, even if alongside other hidden veg.” Experts also believe next year will be the year we see a rebranding of treats. “I think in 2017 and beyond we are going to see more parents moving away from using the word ‘treat’ for certain foods,” explains Chloe. “Research has shown that branding something as a ‘treat’ or rewarding children with food can make those foods more desirable. I think we are going to see more foods being talked about as ‘every day’ foods and others as ‘not every day’ as a way to avoid making less healthy foods seem better than everyday foods and avoid using unhealthy foods as rewards.” And we’re likely to see junk food advertising outlawed too. “2017 will be the year when junk food advertising at children will be banned and I think this could start to have an impact on which foods children see as desirable,” Chloe continues. “It will require creative thinking by the nutrition and food sector, but there is the opportunity to rebrand healthier foods, like vegetables, to make them seem as cool as cola, using the same powerful marketing messaging as the big brands do so successfully. 2017 could be the start of a big shift in thinking in this space.” [Photo: Getty]

Para lograr mantenerte joven y saludable por más tiempo, tu dieta debe ser rica en almidón -arroz y pasta-, con abundante fruta y verdura, alimentos ricos en proteínas como el pescado, la carne y las lentejas, y derivados lácteos (reducidos en grasas, sal y azúcar).

Otro punto muy importante para que la dieta sea saludable es que sea equilibrada. Esto implica consumir una amplia variedad de alimentos en la proporción adecuada. Sin embargo, lo que normalmente acaba sucediendo en la vida tan acelerada que llevamos es que resulta muy probable que el encontrar ese equilibrio se convierta en algo complicado. Al final de un largo y ajetreado día puede ser muy tentador recurrir a la comida preparada que encontramos en el súper, y lo puedes hacer, pero de manera esporádica; esta práctica no se puede convertir en una rutina, debido a que muchas de estas comidas contienen grandes dosis de azúcares añadidos y sal. Si las consumimos de manera muy constante nuestra dieta terminará por desequilibrarse completamente.

 

Todos los alimentos que conforman nuestra dieta se pueden dividir en cinco grupos; para que ésta resulte equilibrada, se deben consumir cantidades adecuadas de cada uno. Aquí los cinco grupos clave de alimentos:

  • Frutas y verduras.
  • Alimentos con almidón, como el arroz, la pasta, el pan y las patatas (de preferencia elige las opciones integrales).
  • Carne, pescado, huevos y legumbres.
  • Leche y derivados lácteos (elige las opciones bajas en grasas).
  • Alimentos con grasas y azúcares.

Es muy común que la gente ingiera grandes cantidades de grasa, azúcar y sal, pero son muy pocas las personas que consumen frutas, verduras y fibra. Aquí te muestro un poco de lo que deberíamos comer de cada grupo.

La fruta y las verduras son una gran fuente de vitaminas y minerales. Lo ideal sería comer, por lo menos, cinco raciones al día. Se ha podido demostrar que quienes cumplen con esa regla presentan menos riesgo de sufrir cardiopatías y enfermedades cerebrovasculares, así como algunos tipos de cáncer.

Una dieta saludable incluye alimentos ricos en almidón, como el pan, los cereales, las papas, la pasta y el maíz. Este grupo de alimentos, que debe constituir una tercera parte de todo lo que comemos, aporta grandes dosis de energía y es la principal fuente de nutrientes en la dieta -es una especie de combustible para el organismo-.

La carne, pescado, huevos y legumbres constituyen una buena fuente de proteínas, las cuales son esenciales para el crecimiento y el mantenimiento del organismo. También aportan gran cantidad y variedad de vitaminas y minerales. Aproximadamente, el 15% de las calorías que ingerimos diariamente deben proceder de este tipo de alimentos.

La leche y los derivados lácteos son alimentos que te aportan proteínas y calcio -éste último favorece la fortaleza y salud de tus huesos-. Sin embargo, debido a su aporte de grasas saturadas, algunos derivados lácteos pueden llegar a incrementar los niveles de colesterol en sangre, lo que ocasiona riesgos de padecer enfermedades cardiacas.

Las grasas y los azúcares proporcionan energía al organismo, pero deben ser consumidas con moderación, ya que, si se ingieren en exceso, la energía utilizada será mayor a la quemada, lo que acelera el envejecimiento e implica un aumento de peso que puede derivar en problemas de obesidad y diabetes tipo 2, un ataque al corazón o algunos tipos de cáncer.

Como te puedes dar cuenta, para estar fuerte y saludable debes comer de todos los grupos de alimentos, solo es importante cuidar las cantidades y las combinaciones que haces -en eso radica el secreto-. No te olvides de ningún alimento, todos tienen algo que aportar a tu organismo. No es tan difícil como parece, solo es cuestión de práctica y planeación.

Recuerda… ¡tú generas el cambio!