El bus de las amantes de Antonio David: ¿tanta necesidad de dinero tiene para aguantarlo?

Nuria Hernández
·9 min de lectura

¿Se acuerdan ustedes de la caravana del amor con la que Isabel Gemio recorría España dando sorpresas a parejas de enamorados? Pues en Sálvame han decidido hacer una versión actualizada pero, digamos, a su manera. Esta semana, el programa presentado por Jorge Javier Vázquez ha lanzado a la calle el bus del amor. Pero nada de sorpresas románticas ni lágrimas de felicidad ante una pedida de mano inesperada, el bus del amor de Sálvame va lleno de mujeres que aseguran haber mantenido una relación con Antonio David Flores. Y él, lo ve todo desde el plató.

MADRID, SPAIN - APRIL 16: Antonio David Flores is seen on April 16, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - APRIL 16: Antonio David Flores is seen on April 16, 2020 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Pongámonos en situación. Antonio David ya estuvo en el punto de mira hace unas semanas tras salir a la luz una supuesta relación del colaborador con Marta Riesco, una de las reporteras de la sección de corazón de El Programa de Ana Rosa. Algunos aseguraron que habían tonteado durante una noche en una discoteca y que su coqueteo habría ido supuestamente a más. Él lo negó tajantemente y el tema se paró quizá debido a que la reportera también es trabajadora de Mediaset. Ante esta información, el propio ex de Rocío Carrasco aseguró que su matrimonio con Olga Moreno no pasaba por su mejor momento. Y es que para Olga, con la que lleva más de diez años, no tiene que ser tarea fácil ver cómo en televisión hablan de la infidelidad de su marido a todas horas. Tal es el disgusto de la empresaria que la revista Diez Minutos aseguró en ese momento que se estaría replanteando su matrimonio porque no aguantaba más los continuos rumores de cuernos por parte de su marido y padre de su hija.

Y cuando parecía que todo estaba tranquilo, llegó Sálvame con un buen puñado de jóvenes asegurando que Antonio Da le había sido desleal a su mujer con ellas en diferentes momentos a lo largo de estos últimos años. El colaborador recibía la noticia en una parada de autobús con Kiko Hernández explicándole que habían recibido decenas de testimonios de mujeres que aseguraban haber estado con él cuando ya estaba con Olga. “Aseguran que han tenido mucha intimidad contigo, pero esto va más allá, una dice que ha estado contigo hace poco, es de Málaga e incluso conoce a Olga”, le advertía Kiko. “Hay dos chicas que dicen tener pruebas de haber intimado con Antonio David Flores… esas pruebas “no dejan lugar a dudas”, añadía Hernández.

Durante varias horas, el programa jugó con el bus del amor. Varios cebos anunciaban a esas mujeres llegando a Telecinco para decirle a la cara a Antonio David todo lo que pensaban de él. Y el colaborador, aunque en un principio se lo tomó a risa, fue cambiando de cara según avanzaba el programa en directo. “Estoy decepcionado”, decía poco después y contaba además que había recibido un mensaje de su mujer para preguntarle si se trataba de una broma. Pero nada de eso. Lo que parecía un juego peligroso, se convirtió en dolor para el padre de Rocío Flores que llegó a espetar que lo que pretende la gente es acabar con su matrimonio y que no entendía quién quería hacerle tanto daño. “No sé qué hago aquí, aquello pasó, pero parece que volvemos a las andadas”, comentaba. Pero vamos, que enfadado, lo que se dice, enfadado, tampoco se le veía.

El bus del amor de Antonio David.
El bus del amor de Antonio David.

Primero fue Isabel, luego una mujer llamada Malú y llegó un testimonio de una mujer diciendo que conocía al exguardia civil de toda la vida, que habían ido juntos al instituto de jóvenes y que hace un tiempo coincidieron, se tomaron un café... “y surgieron cosas”. ¿Qué cosas? “Me lo encontré un día. Me dijo: A ver si quedamos. Quedamos y después del café surgieron cosas. Quedamos tres veces más”, afirmaba. Pues nada de jugar una partida de mus, parece que justo antes de que Antonio David entrara a Gran Hermano VIP se vieron hasta en tres ocasiones. “¡Nos liamos! Fue en mi casa, en Málaga. Somos de la misma zona. No lo he vuelto a ver, pero conmigo no fueron 5 ni 6… Fue uno y ya está”, dijo tajante la mujer que también explicó que desde entonces no se han vuelto a ver.

“Nada de esto es verdad”, dijo el colaborador mostrándose rotundo. “Yo ya he vivido esto y no me apetece volver a caer en lo mismo. Todo esto es mentira. Al final no me voy por respeto al público, al programa. Esto me parece una pesadilla. En casa me van a pedir explicaciones…”, decía con un pequeño gesto de disgusto. Pero había más. Una segunda chica, Natalia, con acento extranjero, manifestaba: “Estaba quedando con mis amigos. Me dijo: “eres muy guapa”. Vamos a la habitación y vinieron unas palabras y luego otras… y luego caricias”, comentó sin entrar en más detalles pero afirmando sin problemas que Antonio David es un gran mentiroso y que nunca dice la verdad. Él, de nuevo lo negaba. “Ni hace un año, ni dos, ni cinco. Estoy cansado de toda esta historia”, zanjaba.

Hace un mes, Antonio David aseguraba que había estado a punto de abandonar la televisión tras su crisis con Olga, pero parece que del dicho al hecho... va mucho dinerito. Y es que parece que el colaborador y su mujer están dispuestos a aguantar carros y carretas con tal de seguir dando qué hablar. Porque también ella se ‘aprovecha’ de toda esta situación y dentro del dolor que le pueda causar, Olga también ha dado varias entrevistas y exclusivas contando cómo vive que se diga que su marido no le es fiel. Vamos, que las penas con pan, son menos.

Yo soy el responsable absoluto. Si no hubiera ocurrido nada de esto no estaríamos hablando ahora sobre ello. Se está hablando de mí y ella colateralmente se ha visto salpicada”, decía hace unas semanas el colaborador. Pero su mujer, además del disgusto, entró al trapo concediendo una exclusiva y otra de él en una revista del corazón. Vamos, un buen piquito de dinero a cosa de supuestas infidelidades que nunca sabremos si fueron o no ciertas.

Antonio David frente a frente con testimonios de supuestas infidelidades.
Antonio David frente a frente con testimonios de supuestas infidelidades.

“Sufro y lo paso mal por lo que ha tenido que vivir durante estos días. Son muchos años trabajando en este negocio y no todos lo digieren de la misma forma que yo. Al final es el que está trabajando y sobre el que se ha centrado la atención mediática soy yo”, decía compungido. Pero parece que Antonio David, curtido en mil batallas mediáticas desde su época en Crónicas Marcianas, lo que no le mata le hace más fuerte. Ahora es el bus del amor, luego será de nuevo la relación (la no relación) de su hija con su madre, luego la guerra con las Campos... Para Antonio Da la televisión es su forma de vida y gracias a ella consigue también hacer exclusivas y portadas.

“Me encuentro con el compromiso muy potente de estar con mi programa y de estar al 100%… Yo fui apartado de esta casa hace seis años, pero prácticamente he trabajado en todos estos programas y sentí que a partir de ese momento se me había apartado injustamente. Ahora cuando vuelvo a mi puesto de trabajo creo que debo seguir aquí. Tengo motivos suficientes para seguir luchando. Soy un guerrero, un luchador y voy a tirar para adelante, aunque se pretenda romper mi matrimonio. Si no sigo estando aquí, estaré en otro lado”, afirmaba en ese momento dejando claro que no piensa irse de la televisión por mucho que intenten hacerle daño.

Para él esto es una caza de brujas por parte de alguien que quiere que su matrimonio con Olga se rompa. Incluso la propia Olga le habría pedido que no entrara al trapo y que no volviera a poner a su familia en el disparadero jugando con esos temas tan delicados. Pero él se debe ‘a su público’ y a ‘su programa’ y sigue comentando cada video que le ponen o cada testimonio que entra en el espacio de las tardes de Telecinco. “No me voy por respeto al público”, ha llegado a decir, algo que nadie en sus cabales se cree. Si no se va es porque necesita el dinero. Más claro, el agua.

Antonio David se enfrenta al bus del amor en Sálvame.
Antonio David se enfrenta al bus del amor en Sálvame.

Olga sigue aguantando las insinuaciones, los polígrafos a los que se somete su marido que certifican supuestamente sus deslices y hasta tiene que ver cómo suelta una media sonrisa al escuchar como algunas de esas mujeres alaban su potencia sexual. Pero parece que el embargo al que tiene que hacer frente él, de unos 80.000 euros, es más fuerte que todo lo que pueda sufrir. “He llorado mucho y lo he pasado muy mal”, decía ella en Semana al saltar los primeros rumores de crisis entre la pareja. “Quiero que se acabe todo esto. Amo a mi marido, él me ama a mí, no hay ningún problema. No voy a consentir que me esté persiguiendo una cámara. No hay nada que nos pueda desestabilizar. Hemos tenido momentos malos, pero son 20 años y tenemos una familia muy bonita”, añadía.

“Me afectan las imágenes con una reportera, pero sé con quién estoy y confío en él. Creo que ya está bien. Le dije que no hablara más del tema. Es muy desagradable que tengan que llamar a todos los miembros de mi familia. Estoy espectacularmente bien con él, nos hemos ido a comer con amigos… no hay más, yo solo quiero trabajar. No hay más, no saquéis donde no hay”, concluía mostrando su total apoyo a su marido.

Pero seamos honestos, si tanto le doliera a Antonio Da ver mal a su mujer, ya habría parado todo esto marchándose a su casa. Si tanto le afectara, no seguiría entrando al juego del bus del amor. Si tanto le afectara a su familia, dejaría todo y se pondría a trabajar en algo que no pusiera en el punto de mira su vida privada. Pero claro, ya sabemos que dinero llama a dinero y mientras pueda aguantar el tirón mediático que le persigue desde hace un tiempo, él lo va a aprovechar cueste lo que cueste... y aunque le cueste su matrimonio.

Más historias que te pueden interesar: