Burros, percheros y colgadores para organizar tu ropa y tenerla a la vista y ¡ordenada!

ideas orden ropa burros
Organiza tu ropa a la vista con estos burrosDR

De "armario" low cost a objeto de deseo. De las tiendas de moda o los desfiles directamente a tu casa. Los burros o colgadores se han convertido en mucho más que una solución práctica para colocar la ropa y en grandes amigos en épocas de cambio de armario. Ahora se han hecho un hueco en dormitorios, recibidores bien aprovechados y vestidores y armarios a la última y, con esa estética que combina el estilo industrial con lo chic, quedan fenomenal. Saca tu ropa y déjala a la vista –eso sí, siempre ordenada por favor–. Por ejemplo, resultan perfectos para preparar la ropa del día siguiente, bien colocadita para evitar que se arrugue, o en épocas de entretetiempo en las que es complicado saber qué ponerte y tenemos que tener casi toda nuestra ropa disponible. Así que olvídate de la típica silla con la ropa amontonada y hazte con unos de estos burros o colgadores que hemos seleccionado.

De metal negro

El metal negro es un clásico y puede ayudar a elevar la decoración de tu dormitorio, en el que suele ser complicado incluir colores oscuros. Te aconsejamos que te hagas con uno con ruedas, será más fácil de mover, y que su estructura se fina y liviana. Su ventaja es que al ser tan minimalistas y elegantes puedes ubicarlos en casi cualquier lugar de la casa, incluso en el propio hall de entrada.

De madera o bambú

Elegir un colgador o burro de ropa de materiales naturales siempre es un acierto. Ya sea en su acabado natural o teñidos de algún color (aquí te hemos seleccionado alguno ne negro) encajan con un dormitorio de decoración neutra y aportan un toque acogedor como solo estos materiales son capaces de hacer. ¿El truco? Combinalos con piezas más contemporáneas y no los llenes demasiado, que se vea su precioso acabado.

Con toques de latón

¿Por qué no aportar un toque midcentury con el burro o colgador? Cada vez tienes más opciones de este tipo de mobiliario con acabados brillantes, de latón o dorados, que los convierten en piezas algo más atrevidas pero elegantes y clásicas. Puedes elegir uno completamente hecho de latón o en el que este se mezcle con otros elementos como la piedra o el metal.

A todo color

Adquirir un perchero o un colgador es también la oportunidad perfecta para añadir algo de color a tu casa, sea cual sea su decoración. Piensa que son elementos sencillos y no ocupan demasiado espacio visual así que con ellos puedes dar ese toque atrevido y contemporáneo que puede aportar el color a cualquier habitación (especialmente en el dormitorio, que suele ser algo más discreto). Nosotros hemos seleccionado piezas en azul cielo, rosa palo y blanco, unas apuestas perfectas, pero te puedes atrever con rojos, amarillos, naranjas... Tu imaginación es el limite.

Con estanterías o puertas

Lo mejor de este tipo de muebles como los percheros o los colgadores es que sus diseños tienen una gran variedad y muchos no se ciñen solo a que podamos colgar la ropa. Cajoneras, estanterías, percheros, armaritos... Sus diseños pueden combinarse de mil formas y permitirte guardar también tus zapatos o zapatillas, jerseys o hasta pequeños objetos o juguetes. En el caso de que incluyan puertas o cajoneras como alguno de los que hemos seleccionado, todavía mejor.