Burgos conmemora los ocho siglos de vida de su catedral, que luce espléndida

·4 min de lectura

Burgos, 20 jul (EFE).- Burgos ha conmemorado este martes los ochocientos años de vida de su catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984, y que tras la inversión de 40 millones de euros realizada en los últimos 25 años luce espléndida al recuperar en buena parte el estado original de este templo, dañado por el paso del tiempo.

La actual catedral se erige sobre la antigua catedral románica en la que se casaron Fernando III y Beatriz de Suabia, que se quedó pequeña para el enlace y que motivó que el rey y el obispo Mauricio decidieran construir una nueva, unas obra que comenzaron con la puesta de la primera piedra hace justo hoy ochocientos años.

La Catedral de Burgos es desde 1984 la única catedral española declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco de forma independiente y sin estar unida al centro histórico de la ciudad.

En la construcción y en los ornamentos del templo, caracterizado por sus agujas -obra del artista alemán Juan de Colonia-, participaron algunos de los artistas más punteros de Europa, muchos de ellos procedentes de Francia, lo que marcó el estilo gótico del templo.

Desde la colocación de la primera piedra, la catedral ha ido incorporando nuevos elementos, algunos emblemáticos, como la Escalera Dorada, que se instaló en el siglo XVI, o el cimborrio situado sobre la nave central, que tuvo que volver a construirse al hundirse, también en el siglo XVI, el que había diseñado originalmente Juan de Colonia.

En pleno Camino de Santiago, la seo tiene también su año jubilar declarado por el papa Francisco, con la puerta principal, la de Santa María, convertida en ‘Puerta del perdón’.

Es precisamente el conjunto de tres puertas de esa fachada el que ha desatado la polémica, tras una recogida de más de 65.000 firmas en una plataforma digital contra las nuevas puertas de bronce diseñadas por Antonio López.

De hecho, el arzobispo anunció hace unos meses su renuncia a instalar las nuevas puertas para la celebración del centenario, aunque el artista continúa con su elaboración y, según el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, acabarán en la catedral aunque la Unesco no permita que se instalen en el lugar previsto.

Otro momento clave en la historia de la seo fue el 13 de agosto de 1994 cuando se produjo lo que popularmente se conoce como ‘El milagro de San Lorenzo’.

En realidad, fue la caída desde la fachada principal de la catedral de una gran estatua de piedra de San Lorenzo.

Quedó gravemente dañada y pudo ocasionar una tragedia pero se convirtió en el pistoletazo de salida para que instituciones, empresas y particulares se volcaran en una restauración integral que prácticamente ha concluido.

El último elemento recuperado ha sido el trasaltar, formado por cinco relieves, tres de ellos de Vigarny, de finales del siglo XV, que estaban muy dañados por las humedades y han tenido que ser desmontados y vueltos a montar para asegurar su consolidación y mantenimiento.

Una fundación con capital público y privado, presidida por el arzobispo de Burgos, se creó hace cuatro años para diseñar y organizar actividades en torno al centenario.

La mayor parte son de corte religioso y cultural, aunque también se ha logrado que la Vuelta a España de este año salga del entorno de la catedral.

La Fundación VIII Centenario de la Catedral, el Instituto Provincial para el Deporte y Juventud y el Club Deportivo Burgos Ultrafondo han organizado también la ruta ‘800 años - 800 km’ los días 22, 23 y 24 de julio, para rememorar el trabajo de los artesanos y artistas que trabajaron en la Catedral de Burgos.

Con salida y meta final en la Seo burgalesa, además de Burgos, atravesará las provincias de Palencia, Valladolid, Segovia y Soria, además de La Rioja.

La sociedad burgalesa ha rendido este martes un homenaje a su catedral, aunque las limitaciones la covid han condicionado los actos, con aforo limitado y distancia de seguridad en el interior de la seo, durante la eucaristía, y limitación de asistentes en la Plaza del Rey San Fernando, frente a la Catedral.

Tras la eucaristía, presidida por el arzobispo de Burgos, Mario Iceta, a la que han asistido varios obispos activos y eméritos, los abades de San Pedro de Cardeña y Santo Domingo de Silos y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, la ‘Patrulla Aguila’ ha realizado varias pasadas en formaciones acrobáticas sobre la catedral, con sus siete aviones Casa C-101, de fabricación española.

Desde la balconada de la catedral, monseñor Iceta ha destacado la unidad de Burgos en torno a su templo, y el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha considerado que es “el proyecto común de toda la ciudad a lo largo de sus ocho siglos de historia y ha asegurado que “Burgos tiene un pasado importante, pero también presente y futuro”, porque se ha enriquecido y ha acogido con hospitalidad a gentes que traían otras culturas y costumbres.

Las actividades centrales del centenario comenzaron ayer con el canto de vísperas por los monjes benedictinos de Santo Domingo de Silos y el encendido de la nueva iluminación exterior del templo y continuarán mañana con un acto en el que los niños serán protagonistas.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente