¿Bultos y hoyuelos tras la liposucción? Los expertos explican cómo desaparecen

·6 min de lectura
Tras una liposucción, es posible (y habitual) la aparición de fibrosis cerca de donde se han realizado las incisiones para la cánula. La fibrosis, hace inflamar los tejidos circundantes y provoca el endurecimiento de las zonas cercanas a la parte del cuerpo tratada. Puede presentarse en forma de hematoma, hoyuelos o dolorosas protuberancias (bultos). (Foto: Getty)
Tras una liposucción, es posible (y habitual) la aparición de fibrosis cerca de donde se han realizado las incisiones para la cánula. La fibrosis, hace inflamar los tejidos circundantes y provoca el endurecimiento de las zonas cercanas a la parte del cuerpo tratada. Puede presentarse en forma de hematoma, hoyuelos o dolorosas protuberancias (bultos). (Foto: Getty)

Hablar de cirugía estética corporal es hablar de liposucción, el procedimiento más demandado para quienes buscan una silueta armónica. Cuando se trata de eliminar lo que sobra, y, sobre todo pensando el verano, el bikini y en poder lucir el cuerpo sin tapujos, una de esas zonas malditas es el abdomen, donde se acumula la grasa rebelde que resiste pese a las horas de entrenamiento y a las privaciones de las dietas.

La liposucción es la solución estética más demandada para estos casos. Incluso se ha convertido en una de las operaciones más habituales también en hombres que buscan el marcaje abdominal. Es un procedimiento que elimina la grasa en diferentes áreas del cuerpo a través de una cánula.

El objetivo es remodelar el cuerpo. De hecho, tras someterse a una “lipo”, se espera que el vientre se aplane haciendo que se redefinan las curvas de la cintura, y si se extrae la grasa en las piernas, estas tendrán una forma mucho más torneada. Incluso los tobillos pueden afinarse y se puede decir adiós a esa parte sobrante que cuelgan en rodillas y antebrazos.

Pero este proceso lleva su tiempo, y a veces surgen complicaciones. Los resultados no son inmediatos, sino que hay que dejar que la piel se ajuste sobre los músculos para lograr una mejor forma.

De entre todo ellos hay uno que suele ser frecuente entre los asiduos a esta cirugía, los bultos que aparecen tras la operación. Y es que muchos pacientes que se someten a un procedimiento de liposucción experimentan inflamación en las áreas tratadas.

Los bultos u hoyuelos que pueden aparecer en la zona abdominal son el resultado de líquidos atrapados en los tejidos, y están causados por la fibrosis posterior a la liposucción. Se trata de un problema circulatorio, provocado por un incremento de la producción de colágeno o debido a la necrosis de una zona grasa.

Es más probable que pase "si la elasticidad cutánea estaba disminuida", apuntan desde de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre). "En estos casos, pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional mediante liposucciones selectivas y/o inyecciones de grasa"

Otros efectos adversos de la liposucción suelen incluir:

  • Piel suelta.

  • Endurecimiento excesivo de la piel y bultos de tejido cicatricial (fibróticos).

  • Seroma. Es una masa o bulto que aparece como resultado de una acumulación de líquido transparente en un tejido, un órgano o una cavidad corporal. Habitualmente desaparecen por sí mismos, pero puede ser necesario drenarlos.

  • Grumos de grasa que no se eliminan.

  • Adhesión de la piel al tejido subyacente, lo que conduce a la restricción del movimiento.

  • La celulitis se ve peor: esto se debe a que la liposucción no elimina la celulitis, y la cirugía de celulitis suele ser una decisión equivocada.

Aquí tienes algunos ejemplos de las irregularidades en la piel que puede causar una liposucción abdominal demasiado agresiva. Algunas se corrigen solas con el tiempo. Pero, a veces, cuando la hinchazón baja, pueden aparecer bultos y hoyuelos que hacen que el estómago se vea deformado.

Primero se notarán una especie de bultos en el tejido cicatricial. Después de eso, es posible que el área se vuelva dura y espesa, lo que puede ir acompañado de dolor. A veces, esos bultos duros se pueden sentir justo después de la liposucción debido al 'nuevo' líquido que ocupa la grasa retirada. En argot médico se conoce como 'lipo abdomen' y ocurre cuando se realiza una liposucción demasiado agresiva de las capas superficiales de grasa, dejando la piel con una apariencia muy delgada, que se ve poco natural y revela todas las irregularidades subyacentes y la fibrosis postoperatoria.

En principio no debe ser motivo de preocupación ya que son pequeñas bolsitas de colágeno que desaparecen en unas pocas semanas; el cuerpo reabsorbe el líquido. Sin embargo, a veces, además de la grasa, se pueden acumular fibras de colágeno después de la liposucción que han sido desplazadas por la aspiración de la cánula y que van a contribuir a formar las zonas fibrosas.

Esta fibrosis puede tardar semanas o meses en desaparecer. Es importante dar tiempo a la piel para acomodarse al cuerpo, siguiendo siempre las recomendaciones del cirujano. En algunos casos la fibrosis post lipo no se podrá evitar (según edad, tipo de paciente, resultados de la operación…), pero será posible reducir los dolores y la mejora del aspecto.

"Se pueden tratar con ayuda del drenaje linfático manual, un tratamiento para nada invasivo, que ayuda a que la piel y los tejidos recuperen su textura y a eliminar líquidos", explica el cirujano plástico Martín Anaya. Sin embargo, el masaje de los bultos sólo debe hacerse un mes después de la liposucción. Tu cirujano puede enseñarte cómo masajear adecuadamente tu área quirúrgica.

El uso de prendas de compresión puede disminuir la aparición de bultos y protuberancias, y también ayudan a minimizar la inflamación.

Por otro lado, diversas técnicas como el lipoláser, el drenaje linfático o los ultrasonidos ayudarán a mejorar los resultados de la liposucción con el objetivo de eliminar el exceso de grasa y al mismo tiempo reducir la fibrosis. Nuestra recomendación, es siempre contactar con un equipo médico especialista en cirugía estética para ver tu caso específico.

Si los bultos y las protuberancias no desaparecen después de unos meses, pueden deberse a otra causa, como la necrosis de grasa en la zona. En los lugares donde se introdujo la cánula, se puede acumular grasa no vascularizada (fuera de los adipocitos) que no se ha llegado a extraer. Esta grasa, se degenera formando fibrosis, hasta que es finalmente destruida por los macrófagos.

En los casos en los que ha transcurrido bastante tiempo para que el cuerpo sane y los bultos todavía no desaparecen (esto rara vez sucede, pero puede ocurrir), aún hay solución: el cirujano los puede drenar, así encogerán y luego desaparecerán.

En resumen, aunque es normal ver bultos y protuberancias después del procedimiento, es mejor consultar al especialista una vez que aparecen. Tu cirujano será capaz de ver si los bultos y las protuberancias son normales y puede explicarte cómo hacer que desaparezcan más rápido.

Pero ante todo si te hiciste una liposucción o lo estás valorando, busca el consejo y la valoración de un profesional y no esperes tener un aspecto óptimo justo después de la cirugía. Seguramente te encontrarás más pesada debido a el exceso de fluidos que se administran. Las áreas lipo-succionadas estarán hinchadas y con hematomas y se puede tener una sensación de quemazón. Incluso se puede perder sensibilidad en la zona tratada; pero no hay que preocuparse, retornará. En cuando al dolor, puede aliviarse con la medicación prescrita por el cirujano plástico.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: El antes y el después de Lola, de 'La isla de las tentaciones', tras someterse a una liposucción

¿Liposucción a partir de los 50? Esto es lo que deberías saber

Así puede desequilibrar los niveles de grasa el tratamiento popular que ha destrozado a Linda Evangelista

Hernias discales: cómo combatir el dolor para evitar la cirugía

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente