'Socialité' tira del morbo y se ceba con Alexia Rivas

·3 min de lectura

El pasado 4 de junio Alexia Rivas acudió como invitada a Viernes Deluxe donde reveló cómo se enteró del conocido como Merlos Place, y mantuvo el esperado reencuentro con la otra protagonista del triángulo amoroso, Marta López. Pero además, la joven de Ponferrada recordó en directo su polémica salida de Socialité donde trabajaba como reportera y se reunió con María Patiño en plató para ahondar en el origen de su enfrentamiento mediático.

Si bien la entrevistada no cierra la puerta a volver al programa producido por La Fábrica de la Tele, lo cierto es que tras la lluvia de pullas, zascas y reproches con la presentadora gallega en el magacín liderado por Jorge Javier Vázquez, varios compañeros han dilapidado a la joven sacando a la luz sus secretos más oscuros.

De esta manera, el programa en el que Alexia Rivas trabajaba se ha erigido como su particular azote, llegando a compartir con la audiencia intimidades y secretos aparentemente vergonzosos solo por el morbo que generan.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En abril de 2020, coincidiendo con el confinamiento de la población debido a la pandemia del coronavirus, Alexia Rivas protagonizó el escándalo Merlos Place junto a Alfonso Merlos y Marta López. La joven reportera de Socialité apareció por descuido en un plano grabado en la vivienda del murciano durante una emisión del programa Estado de Alarma, destapando así la infidelidad de éste a la concursante de Gran Hermano 2. Pues bien, el huracán fue tal que la periodista acabó abandonando el programa liderado por María Patiño tras pedir una baja laboral por la ansiedad que le generó ser la comidilla de la cadena en general.

A pesar de que Alexia Rivas no ha dado carpetazo a Mediaset, fichando este año como concursante de Supervivientes 2021, la realidad es que Socialité ha encontrado un nuevo filón con la joven ahora que ha regresado a primera línea televisiva. 

El pasado sábado, después de que María Patiño y la de Ponferrada se vieran las caras en Viernes Deluxe, la primera vez desde que la reportera abandonó su puesto de trabajo, algunos miembros de la redacción reaccionaron muy negativamente a sus declaraciones. Si bien el primer miembro que se mojó considera que Alexia Rivas estuvo sobresaliente en Viernes Deluxe porque "se metió en una jaula de leones con muchísima hambre" y cree que "salió victoriosa de todos los cara a cara y consiguió por fin que el público empatizase con ella”, la verdad es que no todos sus excompañeros piensan igual.

Una excompañera de Alexia Rivas llamada Laura considera que la joven "estaba forzada", asegurando que "en algunos momentos pudimos ver esa maldad, esa Alexia avispada que sale a veces y que deja al lado esa dignidad y esa postura de personaje blanco para sacar algún comentario con mala intención". La misma persona opinó que no cree que haya hecho "nada gratuitamente y que ahora debe aprender que se la puede criticar porque ya se ha convertido en personaje".

Pero en la entrega del domingo, el programa del periodismo del corazón ha ido más lejos con varios excompañeros sacando a la luz los secretos más oscuros de la joven. Es decir, tornándose en un bullying televisivo solo por el morbo que genera compartir con la audiencia las intimidades que la periodista no habría querido que se conocieran.

Alexia se depilaba las piernas en la redacción y en la sala de edición. Era completamente asqueroso. Ella, como si fuese algo normal, sacaba la cuchilla y se quitaba los pelos y lo peor es que no los recogía, los dejaba tirados en el suelo. Al equipo nos daba muchísimo asco que hiciera esta guarrada. Incluso se justificaba diciendo: es que tengo más pelos que un oso", cuenta en el programa un testigo que ha preferido mantenerse en el anonimato.

Socialité también se ha cebado con la presunta falta de puntualidad de Alexia Rivas. Según ha compartido otro excompañero “nosotros entrábamos a las diez y eran las once y media y ella no había aparecido". La misma persona djo que llegaron a preocuparse "por si le había pasado algo" pero que cuando consiguieron hablar con ella por teléfono, les dijo que estaba "en Italia de vacaciones con unas amigas". "Pero eso no es lo peor… Es que se había ido una semana antes de la fecha que tenía de vacaciones, nos dejó vendidos una semana antes y tuvieron que sustituirla sobre la marcha”.

Otro excompañero la acusó de llegar tarde muchas veces "o incluso ni venía a trabajar", añadiendo que no avisaba y que "cuando la llamaban siempre tenía preparada alguna excusa, siempre estaba mala: mareos, infecciones, anginas, etc. Qué casualidad que siempre coincidía con días que había subido vídeos de fiesta la noche anterior”, apunta 

Asimismo el programa compartió anécdotas que añaden más leña a este fuego de quejas contra Alexia, llegando a tacharla de egoísta con el equpo. “Un día Alexia tuvo que ir a grabar un reportaje y le regalaron varios tarros gigantes de Nutella. Lo normal cuando los redactores van a una grabación y les regalan cosas se comparte con todo el equipo. Cuando al día siguiente fuimos a preparar la merienda contando con la Nutella, nos dimos cuenta de que Alexia se había llevado a casa todos los tarros gigantes y solo había dejado para nosotros un tarro pequeñito que no daba para todos. Nos enfadamos muchísimo, incluso llegamos a discutir con ella”.

De igual manera otro excompañero se ha hecho eco de la supuesta falta de discreción de Alexia Rivas, revelando que había temas que se llevaban en secreto para que no se pudiera enterar ya que muchas veces se producían filtraciones a una periodista amiga de la joven: “Los temas y exclusivas en los que estaba trabajando esa semana en el programa, curiosamente se filtraban antes a otro medio, siempre el mismo, curiosamente con la misma periodista que es amiga de ella”.

“Sabemos que Alexia tiene grabadas llamadas con directores de programas, colaboradores, presentadores, compañeros, famosos amigos suyos, exnovios, etc”, ha señalado una de las fuentes que ha dado voz Socialité. Y es que el programa se ha encargado de mostrar a la audiencia la presunta cara B de una de sus exreporteras.

En resumen, Socialité ha protagonizado el domingo su particular venganza contra Alexia Rivas tras su entrevista en Viernes Deluxe. Sin embargo, ¿hasta qué punto es válido este machaque a su perfil profesional?

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente