Bukele militariza una ciudad en su lucha contra las pandillas y revive recuerdos de la guerra

El Gobierno de El Salvador envió el sábado 10.000 soldados y policías para acordonar una ciudad en las afueras de la capital en busca de pandilleros y como parte de la quinta etapa del Plan de Control Territorial, PCT, denominada “extracción”, con la que intenta arrestar hasta el último pandillero del país.

Un mal recuerdo. La madrugada de este sábado el Gobierno de Nayib Bukele comenzó la quinta etapa de su ofensiva para terminar con las pandillas que aquejan al país y que inició hace nueve meses enviando a más 10.000 militares y policías para crear un cerco en Soyapango, municipio ubicado a un poco más de 12 kilómetros de San Salvador, la capital.

La operación armada, la más grande que se tenga registro en la lucha contra las pandillas de las autoridades salvadoreñas, busca “extraer” a todos los miembros de las maras que desde hace años extorsionan los comercios y dominan muchos barrios de la capital, San Salvador.

El operativo irrumpió en Soyapango -la segunda ciudad más poblada del Área Metropolitana de San Salvador y la tercera del país- en la madrugada del sábado, cuando las tropas bloquearon las carreteras que entraban y salían del municipio de Soyapango y equipos especiales se adentraron en el pueblo en busca de sospechosos de las bandas criminales.

"A partir de ahora, el municipio de Soyapango está completamente rodeado", anunció Bukele en su cuenta de Twitter, donde habitualmente comunica las acciones de su Gobierno.

El ministro señaló que "ya se tiene la ubicación de 12 pandilleros debidamente fichados" y que el "trabajo continuará hasta haber extraído de este municipio hasta el último delincuente".

Comasagua, el piloto de las detenciones

Con AP y EFE


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Bianca Jagger, defensora de DD. HH., pide al Papa Francisco que "condene" al Gobierno en Nicaragua
El Gobierno colombiano firma un primer acuerdo con el ELN para el regreso de comunidades desplazadas