La buganvilla: cuidados, variedades, características y riego

·4 min de lectura
Photo credit: George Pachantouris
Photo credit: George Pachantouris

La buganvilla es una de estas plantas con flores más resistentes al sol. Un verdadero regalo del verano cuando se llena de flores y puede llegar a formar verdaderas paredes vegetales; además, se considera una de las mejores plantas para la decoración de exteriores.

Si quieres saber más sobre esta bonita planta y todos sus cuidados, te damos las claves para que conozcas sus características y los cuidados que necesita.

Características de la buganvilla

El género Boungavillea comprende más de 12 especies originarias de América del Sur. La variedad más usada en jardinería es la Graba. La buganvilla es un arbusto trepador que, según el clima donde se cultive, puede ser caduco o perenne. Sus hojas se disponen de forma alterna a lo largo del tallo con pequeñas flores, solas o en grupos de tres, rodeadas de 3 ó 6 brácteas de colores espectaculares: magenta, rojo o amarillo.

Según la manera en que se haya cultivado, puede alcanzar hasta 10 metros de altura. Por eso, te recomendamos que para plantar la buganvilla lo hagas en maceteros grandes para que tenga un mayor desarrollo.

Hay más de 300 tipos de buganvillas. Dependiendo de la parte del mundo donde se encuentre, así será la variedad. Han sufrido mutaciones generacionales que han permitido su evolución a distintas especies. Eso sí, todas tienen un desarrollo eficaz dentro de territorios de clima templado, húmedo o tropical. Para los amantes de la jardínería, es una planta muy fácil de cuidar.

Cuidados de la buganvilla

¿Qué debes tener en cuenta para cuidar la buganvilla? Estos aspectos que te mostramos a continuación son los más importantes para mantener la buganvilla:

  • LUZ. Requiere de sol ya que la falta de luz puede provocar la caída de las hojas. Tanto si la vas a plantar en el jardín como si la tienes dentro de casa tendrá que estar en un lugar donde reciba toda la luz del sol que pueda. En realidad, es una de las plantas más resistentes al sol, pero tampoco es bueno que esté demasiadas horas expuesta.

  • TEMPERATURAS. Al ser originaria de Brasil y de zonas costeras, se aclimata muy bien en climas templados y soporta bien las altas temperaturas. Algunas variedades pueden llegar a aguantar temperaturas por debajo de los 0º (-3º C), pero si tiene que soportar temperaturas más bajas protege sus raíces con una manta o acolchado.

  • TIERRA. Necesita un sustrato fértil y suelos con un buen drenaje.

  • RIEGO. En verano riega entre 2 ó 3 veces por semana si está en maceta. Si está plantada en el jardín necesitará un riego semanal. En los meses más fríos no necesita mucho riego. Si está fuera bastará con el agua de la lluvia y si la tienes en maceta riega cada dos semanas.

  • TRANSPLANTE. Se propaga por esquejes o estacas. Si la vas a plantar en el suelo, ten en cuenta que puede alcanzar los 12 metros de altura. Si decides ponerla en macetas o jardineras, no tendrá tanta altura. Coloca unos filtros de café en los agujeros del drenaje y rellena con sustrato universal mezclado con un 30% de perlita.

  • PODA. Si quieres que la buganvilla se mantenga con un tamaño pequeño, como un arbusto, poda las ramas más o menos por la mitad para activar la producción de tallos bajos. Uno de los buenos consejos sobre jardinería es que, al podar la buganvilla, ten cuidado de no excederte en los cortes.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Decorar el hogar con la buganvilla

Para decorar con la buganvilla, es bueno que recurras a ella para los exteriores si estas buscando una buena planta trepadora. Recuerda que los cuidados de la hiedra son semejantes a los de la buganvilla; por eso, estas dos plantas son buenas opciones para la decoración del jardín.

Cabe la posibilidad de que prefieras decorar los interiores con la buganvilla. Pues bien, en este caso puedes recurrir a una maceta pequeña y original para que pueda crecer y, a su vez, que no alcance demasiada altura. No obstante, a la hora de decorar con plantas la terraza o el balcón, quedan muy bien las buganvillas si quieres decorar con geranios y producir, así, un contraste cromático.

Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

Las buganvillas necesitan una temperatura entre 23 y 35º durante el día y 18º C por la noche para mantenerse con salud y sin que las flores se dañen. Es muy sensible a las heladas.