Buffy y el terrorífico episodio del que seguimos hablando 20 años después

·7 min de lectura

Cualquier aficionado a las series que se precie reconocerá el estatus de Buffy, cazavampiros como clásico de la televisión. La serie protagonizada por Sarah Michelle Gellar es una se las obras catódicas más emblemáticas de finales de los 90 y principios del nuevo milenio, cosechando un gran éxito entre la audiencia y convirtiéndose con el paso del tiempo en una incontestable obra de culto, venerada por fans y analizada hasta la saciedad.

Más de dos décadas después de su estreno, su creador, Joss Whedon, ha caído en desgracia, pero el amor por la serie sigue resistiendo. Especialmente cuando nos acordamos de sus capítulos más celebrados e icónicos, entre ellos Silencio, una maravilla terroríficamente mágica cuyas espeluznantes imágenes siguen grabadas a fuego en la memoria, aguantando el tiempo como un cuento de Halloween perfecto para volver a ver una y otra vez.

1999 Sarah Michelle Gellar Stars In
1999 Sarah Michelle Gellar Stars In "Buffy The Vampire Slayer." (Photo By Getty Images)

Pero primero, un poco de contexto para quien no sepa de qué hablo. Buffy, cazavampiros se estrenó en 1997 como secuela en forma de serie de una película fallida de 1992. A pesar del fracaso en cines del primer intento de llevar su creación a la pantalla, Joss Whedon consiguió que 20th Century Fox confiara en él y le dio una segunda oportunidad, reinventando la figura de la cazavampiros Buffy Summers para televisión, con un nuevo reparto, encabezado por Sarah Michelle Gellar, y una nueva localización, la ciudad ficticia de Sunnydale, California. Estrenada en mitad de la temporada televisiva, Buffy, cazavampiros acabó conquistando a la audiencia, manteniéndose en antena siete temporadas, generando un spin-off (Angel) y, lo más importante, creando un nuevo icono inmortal de la cultura popular.

A lo largo de sus 144 episodios, Buffy proporcionó a sus seguidores una intrincada historia de vampiros y monstruos que empezaba apoyándose en la idea de que “el infierno es una metáfora del instituto” y acababa madurando al compás de sus protagonistas. Aunque inicialmente destacó por sus aventuras juveniles y sus criaturas fantásticas, con el tiempo, la serie se reveló como una sorprendente e inteligente mirada al difícil proceso de convertirse en adulto y lidiar con tus propios demonios (literales y figurados), conquistando al público principalmente gracias a sus ingeniosos diálogos, la originalidad de sus tramas y un desarrollo de personajes excelente y rara vez visto en una serie de sus características.

Con el tiempo, Buffy se fue volviendo cada vez más sofisticada y ambiciosa, hasta el punto de que todas las temporadas incluían varios episodios “conceptuales” que funcionaban por sí solos como películas de corta duración. Capítulos como la historia de realidades alternativas de El deseo (temporada 3), el onírico y lynchiano Sin descanso (temporada 4), el drama desgarrador de El cuerpo (temporada 5), el aclamado musical Una vez más, con sentimiento (temporada 6) o el que hoy nos ocupa, Silencio (Hush, temporada 4), una obra maestra de 45 minutos en forma de terrorífico cuento de hadas mudo.

Silencio se estrenó en diciembre de 1999 en la televisión estadounidense y causó enorme impacto entre los fans de la serie. Escrito y dirigido por el propio Whedon, el capítulo narra la llegada a Sunnydale de un grupo de seres fantasmagóricos procedentes de los cuentos de hadas, conocidos como los Gentlemen (Caballeros). Su propósito es recolectar corazones humanos, para lo que primero roban la voz de todos los habitantes de la ciudad para que nadie pueda escucharlos gritar. Según el cuento, la única manera de derrotarlos es con el grito de una princesa, en este caso nuestra Cazavampiros, por lo que ella y su pandilla deben averiguar la manera de romper el hechizo y recuperar la voz antes de que sea demasiado tarde.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La crítica, que no le había hecho demasiado caso hasta entonces, por fin se rindió a los pies de la serie, convirtiendo este episodio en uno de los más aclamados de sus siete temporadas. Además, Silencio fue el único capítulo de toda la serie que recibió una nominación a Mejor Guion (además de otro a Mejor Fotografía), siendo habitualmente ignorada por los premios, que no se la tomaban en serio al ser un producto fantástico adolescente. Con él, Whedon creó un cóctel perfecto de terror, folclore, humor y fantasía con ecos góticos al cine de Tim Burton y una puesta en escena impecable, que elevaba el listón de las series sobrenaturales en los 90.

Desde entonces, otras series han probado a hacer sus propios episodios mudos, con mayor o menor éxito. Destaca especialmente el quinto de la cuarta temporada de Mr. Robot (405 Method Not Allowed), un fascinante especial navideño filmado casi enteramente sin diálogos que despertó muchas comparaciones con Silencio, y más recientemente el séptimo de Solo asesinatos en el edificio (The Boy from 6B), también elogiada por su inventiva, en el que se escuchan solo tres frases y se usa la lenguas de signos al narrarse desde el punto de vista de un personaje sordo.

Pero la verdadera clave del éxito de Silencio, y la principal razón por la que seguimos acordándonos de él hoy en día es por los Gentlemen, de los villanos más siniestros y perturbadores jamás creados; cuatro espectros de aberrantes sonrisas vestidos con elegantes trajes que se mueven flotando en el aire acompañados de secuaces monstruosos con camisa de fuerza. Para crearlos, Whedon se inspiró en una pesadilla que tuvo de pequeño, en la que un monstruo flotante lo perseguía. A partir de esa idea, los moldeó aunando características de Nosferatu, Pinhead de la saga Hellraiser y, atención, el señor Burns de Los Simpson (¿a que ahora no puedes dejar de verlo?).

El contraste entre sus movimientos elegantes y delicados y la brutalidad de sus actos los convertía en villanos inolvidables e instantáneamente icónicos. Como dato extra, Doug Jones, actor conocido por dar vida a algunos de los monstruos más emblemáticos del cine y la televisión (Hellboy, La forma del agua, Star Trek: Discovery), interpretó a uno de ellos, aportando su experiencia como mimo para desarrollar su tétrico lenguaje corporal. Y el resultado no pudo ser mejor.

Silencio es un innovador homenaje al cine mudo y los cuentos de hadas clásicos (oscuros por naturaleza, por mucho que Disney se haya empeñado desde siempre en idealizarlos) con el que Whedon creó un relato de miedo inmortal sobre la comunicación, un alarde de creatividad que sacaba todo el partido al lenguaje no hablado para crear momentos emocionantes, tensos y divertidos. Con él, conseguía introducir cambios importantes en el desarrollo de los personajes y la continuidad de la serie (la primera aparición de Tara, la futura novia de Willow; la ruptura entre Buffy y Riley), a la vez que funcionaba perfectamente como historia autoconclusiva, resultando en el que es uno de los episodios mejor valorados de la serie, y también de los más aclamados de la televisión de los 90.

Tras una carrera de enorme éxito que lo llevó a crear varias series de culto y a triunfar en taquilla como director de Los Vengadores para Marvel Studios, Joss Whedon fue relegado al ostracismo en 2020 tras varias acusaciones sobre supuesto comportamiento inaceptable en el rodaje de Liga de la Justicia en contra de los actores Ray Fisher y Gal Gadot, tras lo cual se destaparon otras historias pasadas en los rodajes de Buffy y Angel con los que varios actores, principalmente Charisma Carpenter, quisieron corroborar el comportamiento de Whedon. Como consecuencia, Whedon fue despedido de su nueva serie para HBO, The Nevers, y desde entonces ha permanecido alejado de las cámaras.

El declive de Whedon ha impactado de forma retroactiva a la relación que muchos tenemos con Buffy, cazavampiros, pero a pesar de todo, la fuerza de la creación (obra de todo un equipo a lo largo de siete años) es lo suficientemente fuerte como para perdurar por encima de su creador. Actualmente disponible en Disney+, Buffy conserva su reputación como una de las series más queridas e influyentes de la televisión. Por eso, un capítulo como Silencio trasciende tiempo y contratiempo para alzarse victorioso como símbolo una época decisiva para el auge de las series. Qué mejor plan para celebrarlo en Halloween que volviendo a Sunnydale una vez más para ayudar a Buffy a derrotar a los Gentlemen.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente