Bryce Dallas Howard fue presionada para perder peso en 'Jurassic World'

·2 min de lectura
Bryce Dallas Howard en 'Jurassic World' credit:Bang Showbiz
Bryce Dallas Howard en 'Jurassic World' credit:Bang Showbiz

Bryce Dallas Howard ha pasado literalmente toda su vida en la periferia de Hollywood porque su padre es el famoso director de cine Ron Howard y ella comenzó a actuar antes de graduarse en la escuela de interpretación en Nueva York, pero no se convirtió oficialmente en una estrella hasta que protagonizó con Chris Pratt la primera entrega de 'Jurassic World'.

La película se convirtió en la más taquillera de 2015 y Bryce demostró que era capaz de montar en moto, disparar y correr por la jungla igual de bien que su compañero de reparto, y hacerlo además en tacones y falda, una de las bromas recurrentes de la trama. Sin embargo, detrás de las cámaras se puso en duda su habilidad para meterse en la piel de una heroína de acción en su 'estado natural' debido básicamente a su peso.

"Como decirlo... me han pedido que no use mi auténtico cuerpo en el cine", ha explicado en una entrevista al periódico Metro.

Las insinuaciones y comentarios con doble sentido acerca de su forma física volvieron a resurgir durante el rodaje de la tercera entrega debido en gran parte a que el elenco se había expandido considerablemente y había muchas otras actriz con las que aparecería en pantalla. Por suerte, el director Colin Trevorrow se mostró inflexible y no quiso ni oír hablar de la posibilidad de ponerle un entrenador físico para cualquier otra cosa que no fuera hacerla sentir más fuerte.

"Él recalcó que hay muchos tipos de mujeres en el mundo y también en nuestra película. Además, tenía que mis propias escenas de acción y eran tantas que hubiera resultado imposible hacerlas estando a dieta", ha añadido.

Esa no fue la primera ocasión en que Bryce ha sufrido discriminación en la meca del cine por su cuerpo. Ella misma ha comentado en varias ocasiones que se ve obligada a comprar sus propios vestidos para las premieres y que además no tiene reparo en recurrir a las opciones más asequibles, como el modelo de Dress the Population que llevó a los Screen Actors Guild Awards de 2017 y que costaba 'solo' 300 dólares.