La brucelosis es la enfermedad que tu perro puede contagiarte

HOLA.COM

Algo que distingue a la brucelosis canina de otras enfermedades que pueden padecer nuestro perros es que puede contagiarse a los humanos, aunque esto no es fácil que ocurra. De hecho, lo que tienen más riesgo de infección son los veterinarios y aquellas personas que trabajan con perros en protectoras, criaderos, etc.

La brucelosis afecta al aparato reproductor de los perros y la mejor manera de prevenirla es con una correcta higiene. Pero ante el primer síntoma hay que acudir inmediatamente al veterinario, que será el encargado de administrar el tratamiento adecuado a nuestra mascota.

¿Qué es la brucelosis?

Es una infección producida por la bacteria Brucella canis, que en las hembras se contagia por vía venérea y en los machos puede encontrarse en la orina, saliva, lìquido nasal y ocular, excrementos y semen. Esta enfermedad puede afectar a cualquier perro, sin importar su raza, edad, o si es macho o hembra.

Aunque es posible encontrar a perros portadores de la enfermedad que no presenten síntomas, lo normal es que afecte al sistema reproductor, tanto de machos como de hembras, aunque estas no dejan de tener el celo por esta razón.

VER GALERÍA

La brucelosis es la enfermedad que tu perro puede contagiarte

El contagio a los humanos de la brucelosis no es fácil que ocurra pero puede darse con descuidos como entrar en contacto con los excrementos del perro o con un feto abortado (algo que se produce como consecuencia de la enfermedad). Como la brucelosis no muestra ningún síntoma en su primera etapa, es muy importante mantener siempre una buena higiene a la hora de manipular, principalmente, los excrementos, y prestar mucha atención a cualquier observación que pudiera hacernos sospechar de que nuestro perro puede estar padeciendo esta enfermedad.

Leer: ¿Por qué no debes dejar que tu perro te lama la cara?

 Síntomas de brucelosis, en tu perro y en ti

Si nuestra perrita está embarazada, el aborto espontáneo es una de las primeras señales de alarma que podrían indicarnos que padece brucelosis. En los machos, cuando la infección se encuentra en fase aguda, es común que se produzca la inflamación de los ganglios linfáticos situados en la mandíbula y en las ingles. También pueden inflamarse los testículos, pero si la enfermedad avanza lo que sucederá es que terminarán por atrofiarse.

Para detectar si nuestro perro padece la enfermedad, solo es necesario un cultivo de sangre que nos permitirá saber si ha estado infectado por esta bacteria en algún momento de su vida.

En el caso de los humanos, los síntomas son otros: fiebre, fatiga, dolores musculares, inflamación del hígado e incluso puede llegar a afectar al sistema nervioso. 

Leer: Por qué no deberías tratar a tu perro como si fuera tu hijo

Tratamiento de la brucelosis

No existe vacuna para la brucelosis, y el tratamiento con antibióticos, tanto por vía intramuscular como oral, puede funcionar o no en el caso de los perros, aunque en los adultos el tratamiento resulta muy eficaz.

Para los perros es difícil deshacerse de todas las bacterias solo con el antibiótico, porque se reproducen con facilidad. Además, los daños que se produzcan en el aparato reproductor pueden llegar a ser permanentes. De hecho, se recomienda la esterilización de todos los animales que hayan pasado por esta infección.
La mejor manera de evitarla es con una buena higiene y, si queremos que nuestra perra tenga una camada, la recomendación es hablar con el veterinario para que nos aconseje acerca de cómo llevar a cabo este proceso de la manera más segura posible.

Leer: Estas son las razas de perros más cariñosos