'Brownface', el acto ofensivo del que acusan a Thalía al recordar y recrear a 'Marimar'

·4 min de lectura

Aunque muches, muchas y muchos se emocionaron de ver a Thalía nuevamente en el vestido que usó en la telenovela 'Marimar' y el proceso de maquillaje que empleó para intepretar a la famosa "costeñita", la cantante puso en evidencia una práctica que el colectivo Poder Prieto busca eliminar en la industria del entretenimiento.

Mexican actress, singer and author Thalia attends the
La trilogía de 'Las Marías' fue una serie de telenovelas mexicanas de la década de los 1990 que fue protagonizada por Thalía, cuyas tramas tenían un común denominador: narraba la vida de una muchacha humilde que por azares del destino se vuelve millonaria, aunque no por eso se libra de todo tipo de desgracias.

Thalía compartió en sus redes sociales un video y fotografías de lo que llamó "la nueva 'Marimar'" 28 años después. En estas, narró el proceso creativo del personaje que, según dijo la actriz, le tomaba varios minutos. "Yo siempre me bronceaba, mucho, mucho. Usaba aceite con muchos pigmentos cafés y eso me lo embarraba por el cuerpo entero. ¡Me maquillaban todo el cuerpo!".

Sin embargo, el video que suma más de 6 millones de vistas en TikTok y decenas de miles de comentarios, expone una práctica usual de algunas producciones para que algunos actores caucásicos pasen como personas morenas. El llamado 'brownface'.

Láurel Miranda, activista trans e integrante del movimiento #PoderPrieto, retomó parte de ese video para exponer que la gente racializada no tiene las mismas oportunidades, como en este caso en la industria del entretenimiento. "Ni siquiera creo que la propia Thalía se dé cuenta de lo problemático que es el 'brownface' que está haciendo (...), una práctica acostumbrada en las primeras décadas del cine cuando las personas racializadas y afrodescendientes no tenían permiso de aparecer en las películas".

Miranda dijo que esta práctica -que comparte similitudes con el 'blackface'- tenía como propósito hacer de los personajes negros o morenos "apelar a la burla, al estigma, que azuzaban a la discriminación de las personas racializadas".

"De esta manera, en México no solo enfrentamos el 'blackface', sino también el 'brownface', una práctica con la que actrices y actores blancos han interpretado personajes morenos, mestizos, prietos, como Marimar, una actriz blanca -en este caso Thalía-, colocándose un montón de maquillaje para interpretar a una costeñita (...)".

La telenovela 'Marimar' trataba sobre una joven mujer pobre y analfabeta que vivía en San Martín de la Costa, en la costa del Pacífico mexicano. Como "costeñita", también adoptó sus características fonológicas, como la debilitación de la /s/ o de consonantes al final de palabras. Cuando la cantante está dando vida de nuevo a su personaje, se le escucha hablar de esta forma.

El destino de la protagonista cambia cuando el heredero de la hacienda cercana se enamora de ella y le ofrece una mejor vida, pero para ello, también tendrá que superar otros desafíos, entre ellos dejar atrás su pasado humilde, volverse una mujer refinada y descubrir que también contaba con una alta posición social. El sutil mensaje nunca fue que el amor supera todo, sino que solo una persona blanca (Thalía pierde su 'bronceado playero' en el proceso) puede triunfar.

"La representación que Thalía hacía de una costeñita no era ni la más digna ni la más respetuosa; la historia estaba construida para que nos burláramos y sintiéramos compasión de este personaje", remató la activista.

En las respuestas a su explicación, los usuarios también recordaron otros casos como Pedro Infante en la película 'Tizoc'; o en las telenovelas, Adela Noriega en 'María Isabel' o Ana Martín en 'El pecado de Oyuki'.

Otro caso de 'brownface' muy polémico en México fue el de la actriz Yeka Rosales en 2019, quien caracterizó a la nominada al Oscar, Yalitza Aparicio en el programa 'La Parodia'. Según Rosales, imitar a la Aparicio le llevaba muchas horas en el área de maquillaje y caracterización, entre los que se incluían colocarle "pómulos, nariz y me tapan la ceja. El tono de piel lo hacen muy al tono de Yalitza, se hace el labio un poco más grueso, y dependiendo de mi vestuario me pintan también piernas, brazos, cuello. Casi, casi, body paint".

La polémica subió de tono cuando en el 'sketch' del programa se hacía referencia a la presencia de la actriz de 'Roma' en la gala del Oscar y quien supuestamente se habría llevado un centro de mesa. "Satirizar a un personaje puede ser ofensivo, pero en este caso resalta mucho más porque también se le tacha como una especie de ladrona en este contenido", dijo el escritor Federico Navarrete para 'Verne'.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El Porsche quedó atrapado y fue asaltado en el lugar más peligroso de CDMX: el tráfico

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente