Britney Spears se sincera sobre su juventud y el tiempo que estuvo bajo la tutela de su padre: "me decían que estaba gorda todos los días"

·3 min de lectura
Photo credit: VALERIE MACON - Getty Images
Photo credit: VALERIE MACON - Getty Images

Puede que nadie lo esperase cuando la conocimos por primera vez hace más de veinte años bailando al ritmo de ...Baby One More Time, lo cierto es que ni la infancia ni la vida en general de Britney Spears ha sido fácil. La llamada "princesa del pop" fue (y sigue siendo) todo un icono para varias generaciones con éxitos que aún llegan a nuestros días: Oops... I did it again, Toxic, Work B**ch... Sin embargo su carrera y su vida personal no han sido un camino de rosas.

La intensa presión mediática y de la propia industria de la época se vieron reflejadas en la salud mental de Britney que entre 2007 y 2008, la conocida por muchos como "época oscura", vivió algunos de sus peores momentos (todas recordamos las famosas imágenes de la cantante rapándose la cabeza, ¿verdad?). Por todo ello en 2008, a sus 27 años, fue internada en un hospital psiquiátrico por segunda vez. Lo que desembocó en un hecho que marcó el resto de su vida: dieron su tutela a su padre, Jamie Spears.

Algo que, pese a sus años de lucha y reivindicación ("no soy feliz, lloro todos los días" afirmaba Britney Spears pidiendo el fin de la tutela), no ha sido hasta hace bien poco que ha cambiado. Más concretamente hasta el pasado 12 de noviembre de 2021, fecha en la que la cantante por fin se vio liberada de la tutela de su padre. Un juicio muy seguido por sus fans y la opinión pública en general que dio lugar al famoso movimiento #FreeBritney, apoyado por celebridades como Sarah Jessica Parker o Miley Cyrus, entre muchas otras.

Photo credit: Eric CATARINA - Getty Images
Photo credit: Eric CATARINA - Getty Images

Aunque a día de hoy ya es "libre", lo cierto es que aún hay muchos detalles de esos 13 años de tutela que aún no sabemos. Y precisamente el pasado domingo 28 de agosto la cantante subió un audio de 22 minutos a su cuenta de Youtube, que ya ha sido eliminado, donde se sinceraba sobre su infancia y su juventud.

Después de admitir que estaba bajo el "control de su padre",la cantante afirmó que "tenía miedo y temor. En realidad no hacía nada. Nada tenía sentido para mí". También ha hablado de su relación con su físico: "todo lo que recuerdo es que tenía que hacer lo que me decían. Me decían que estaba gorda todos los días y que tenía que ir al gimnasio, y nunca recuerdo haberme sentido tan desmoralizada" relataba Britney. "Simplemente me hacían sentir como si no fuese nada. Y les seguí la corriente porque tenía miedo. Estaba asustada y temerosa"

Así era la vida de Britney bajo la tutela de su padre

"No podía tener las niñeras que quería tener, no podía tener dinero... era desmoralizante" explicaba la cantante. "No había privacidad, no había puerta. Nada (...) Ni siquiera podía fumar cigarrillos, ¡hasta la gente en el corredor de la muerte puede fumar cigarrillos!" recordaba enfadada Britney. Ni siquiera podía tener las llaves de su propio coche, recordó.

Photo credit: Chelsea Guglielmino - Getty Images
Photo credit: Chelsea Guglielmino - Getty Images

Un periodo de tiempo en el que, según Britney, también fue obligada a trabajar todos los días de la semana. "Trabajaba siete días a la semana, no tenía fines de semana libres", afirmó Britney, "de ocho a seis trabajaba y algunas veces a las nueve podría ver una película".

Desde que consiguió su libertad hace menos de un año, la cantante se ha casado con el que ahora es su marido Sam Asghari, y después de seis años de parón por fin ha vuelto a sacar música. Una canción, Hold Me Closer, junto a Elton John que parece haberle devuelto a Britney la ilusión por la música.