Britney Spears revela detalles sobre su tutela en un vídeo y poco después lo elimina

·3 min de lectura
Photo credit: Jean Baptiste Lacroix - Getty Images
Photo credit: Jean Baptiste Lacroix - Getty Images

En septiembre de 2021, Britney Spears recibía la mejor de las noticias: por fin era liberada de la tutela de su padre tras 13 años en los que su padre controlaba tanto su vida personal como profesional. La cantante nunca ha tenido reparos a la hora de hablar públicamente sobre este tema y en varias ocasiones ha revelado detalles en las redes sociales, pero nunca lo había hecho como hasta ahora. Hace unas horas, Britney compartió (y posteriormente borró) un vídeo de 22 minutos en el que reflexionaba sobre todo lo ocurrido estos últimos años.

La artista comienza explicando que muchos medios le han ofrecido cantidades jugosas de dinero por contar su historia, pero que ella consideraba que no tenía "ningún sentido" hacerlo. Además, revela que tiene miedo del juicio mediático que puedan provocar sus declaraciones. "Siempre he tenido miedo del juicio y me ha dado vergüenza todo el asunto. Y también el escepticismo y las opiniones de la gente cínica".

En su crudo relato, Britney da detalles sobre el día en el que comenzó su pesadilla. "Recuerdo que mi madre estaba sentada en el sofá y dijo: 'Hemos escuchado que vendrá alguien hoy para hablar contigo'. Quizá deberíamos ir a un hotel o algo así. Nunca entendí realmente lo que quería decir. No le creí. Como, ¿viene un abogado aquí? ¿Quién viene? Cuatro horas más tarde, había más de 200 paparazzi afuera de mi casa grabándome a través de la ventana de una ambulancia, sujetándome en una camilla", ha detallado.

La cantante siempre ha culpado a su familia de haber sido partícipes de la tutela, y en esta ocasión no ha sido diferente. En sus recientes declaraciones, la artista afirma que su madre tuvo mucho que ver en todo lo que sucedió aquellos años. "Una mujer le dio la idea de la tutela a mi padre, y mi madre lo ayudó a seguir adelante e hizo que todo sucediera".

Photo credit: Ron Galella, Ltd. - Getty Images
Photo credit: Ron Galella, Ltd. - Getty Images


Además, ha contado que la obligaron a ingresar en un centro de salud mental en 2019 solo porque no quiso realizar un paso de baile durante uno de sus ensayos. En este centro viviría una situación realmente complicada. "Me pusieron en un estado mental ignorante para hacerme sentir que los necesitaba y me dijeron 'Si no haces lo que decimos, te mostraremos quién es el jefe'", revelaba.

Posteriormente, afirmó que el abuso por parte de su padre era tal que la convirtió "en una máquina de trabajar" y no hacía más que producir y actuar. Recuerda que en solo cuatro años hizo "cuatro giras y media" y grabó cuatro álbumes (Circus, Femme Fatale, Glory y Britney Jean). "Sentí que mi familia me había tirado. Yo era una máquina. Era una maldita máquina, ni siquiera humano casi. Fue una locura ", añadió.

"Me hacían sentir que no era nada", continuó diciendo. "Todo lo que recuerdo es que tenía que hacer lo que me decían. Me decían que estaba gorda todos los días. Tenía que ir al gimnasio, simplemente tenía que hacerlo... No recuerdo haberme sentido nunca tan desmoralizada. Lo hice todo por miedo".

A nosotras también se nos ha encogido el corazón después de estas declaraciones de Britney. Por suerte, ese infierno ya ha terminado y la cantante ha recuperado el control de su vida y está feliz con Sam Asghari, con el que se dio el 'sí, quiero' a principios de junio.