Britney Spears ha pospuesto sus planes de boda hasta la próxima audiencia sobre su tutela legal

·1 min de lectura
Britney Spears credit:Bang Showbiz
Britney Spears credit:Bang Showbiz

La princesa del pop se comprometió con Sam Asghari el pasado mes de septiembre acercándose así un paso más a cumplir uno de los dos grandes sueños de los que habló el pasado verano durante su testimonio ante el juez que evalúa su tutela legal, para explicar que hasta entonces se le había impedido contraer matrimonio o tener otro hijo.

Si bien es cierto que Britney está deseando casarse y formar una familia con su novio de los últimos cinco años, así como comprar una nueva casa, la pareja no habría empezado a planear aún su enlace porque quiere esperar a descubrir antes si la cantante recuperará el control sobre sus asuntos o si seguirán siendo otras personas quienes tomen casi todas sus decisiones por ella, como ha sucedido desde 2008.

Según la información que maneja el portal TMZ, ni siquiera se ha hablado aún de la posibilidad de que la cantante y su futuro esposo firmen un acuerdo prenupcial. Todo este tipo de 'detalles' tendrán que esperar aparentemente a que se celebre una audiencia sobre la tutela en cuestión el próximo 12 de noviembre.

Aún cabe la posibilidad de que el juez que se ocupa del caso decida solicitar una nueva evaluación mental antes de poner punto final a la supervisión forzada a la que ha vivido sometida Britney desde hace 13 años a pesar de que todas las partes involucradas han pedido que se obvie este paso, desde la propia artista a su padre Jamie Spears, que fue hasta poco uno de sus tutores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente