Britney Spears no quiere oír hablar de una película sobre su vida: 'No estoy muerta'

Britney Spears credit:Bang Showbiz
Britney Spears credit:Bang Showbiz

A la cantante Britney Spears no parecen haberle sentado nada bien los rumores sobre la posibilidad de que su turbulenta vida llegue más pronto que tarde a la gran pantalla. Lo cierto es que ella ya demostró un desagrado similar ante la proliferación de documentales sobre la traumática tutela judicial a la que se vio sometida durante 13 años, pero ahora ha dejado claro que no ve con buenos ojos el hipotético estreno de una película biográfica mientras se encuentre con vida.

"Ahora que por fin puedo respirar... Tengo tiempo y todo parece diferente. Y lo estoy disfrutando. He oído por ahí que hay gente que quiere hacer una película sobre mi vida... ¡Tíos, no estoy muerta!", ha señalado en su última publicación de Instagram, en la que también ha querido volver a ajustar cuentas con sus padres.

Mientras que a Jamie Spears se le ha acusado de ser directamente responsable de ciertas prácticas abusivas en el marco de la mencionada tutela, tanto en la gestión del patrimonio económico de la artista como en relación con su privación de libertad, en los últimos tiempos la princesa del pop ha intensificado sus ataques contra su madre Lynne, a quien Britney atribuye una actitud negligente e irresponsable por la pasividad que mostró ante el calvario sufrido por su hija durante más de una década.

En su incendiario texto, la estrella de la música se ha referido en estos términos a sus polémicos progenitores. "Sigo respirando. Es irónico que las dos personas que me dieron la vida hayan sido las mismas que me la arrebataron... ¿Pero sabéis qué? Sigo viva y ya puedo respirar", reza uno de los extractos más duros de su discurso, que subraya su deseo de sacar el máximo partido a su nuevo e ilusionante capítulo vital, marcado entre otras cosas por su sólida relación con su ya marido Sam Asghari, en lugar de seguir revisitando su oscuro pasado.