Britney Spears hacía llorar a sus hijos cuando le veían

·2 min de lectura
Britney Spears credit:Bang Showbiz
Britney Spears credit:Bang Showbiz

La estrella del pop se casó con el actor Sam Asghari en el pasado mes de junio, pero tuvo a sus hijos Sean, de 16 años, y Jayden, de 15, con su ex esposo, Kevin Federline, y, al parecer, disfrutaba llevándolos a ver películas cuando eran más pequeños, pero comúnmente terminaban "enojados y llorando" cuando decidía que era hora de irse.

Fernando Flores, quien fue un guardaespaldas de la intérprete estadounidense ha revelado recientemente: "Una de las cosas favoritas era ir al cine, pero Britney solía insistir en irse a mitad de la película. Decía: 'Vale, es hora de irnos’. Yo le decía: 'Los niños quieren quedarse', pero ella no aceptaba un no por respuesta. Los niños se enojaban y lloraban".

El ex trabajador de la intérprete de 'Womanizer' -que recuperó el control de su multimillonaria fortuna y de varios aspectos de su vida después de que en noviembre de 2021 se pusiera fin a la tutela que le había impuesto su familia- afirmó que una vez ella se encerró en su habitación mientras estaba con sus hijos en un viaje a Disneylandia, por lo que tuvo que llamar a su padre después de que "se negara" a salir.

Así se lo contó a The Sun: "Los niños estaban llorando y tuvimos que llamar a su padre para pedirle que lo solucionara. Yo tenía dos hijos propios en ese momento -ahora tienen 19 y 21 años- así que me sentí muy mal por esos chicos. Hice lo que pude para entretenerlos. Incluso llevé a mis propios hijos a jugar un par de veces. Siempre sentí que una vez que tuvieran la edad suficiente, tomarían la decisión de no quedarse con ella".

Las afirmaciones de Fernando llegan semanas después de que el ex bailarín alegara que tanto Sean como Jayden decidieron no ir a la reciente boda de Britney y que ella "no los ha visto en meses".

Kevin, que ahora está casado con la jugadora de voleibol Victoria Prince y obtuvo la custodia exclusiva de los menores después de que Britney solicitara el divorcio en 2006, afirmó: "Los chicos han decidido que no la van a ver en este momento. Hace unos meses que no la ven. Han tomado la decisión de no ir a su boda".