Los padres de Britney Spears se pelean por su dinero mientras ella sigue atrapada

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Britney Spears permanece ajena a la guerra entre sus padres por su tutela (@palemashaver)
Britney Spears permanece ajena a la guerra entre sus padres por su tutela (@palemashaver)

La cantante Britney Spears lleva años tutelada legalmente por su padre, Jamie Spears. Por orden judicial él administra la fortuna (valorada en más de sesenta millones de dólares) de la artista pero sus fans y su madre, Lynne, quieren liberarla.

Por todos es conocido el movimiento #FreeBritney que pide a gritos que la cantante sea la administradora de su propio dinero dado que es una mujer adulta y, según sus seguidores y su progenitora, completamente capaz de distribuir sus ganancia como considere.

El caso es que, mientras Brit sigue de manos atadas a nivel jurídico, sus padres han vuelto a la guerra con un cruce de acusaciones que se han filtrado en documentos legales de los cuales se hace eco el tabloide británico DailyMail.

Brit lleva 13 años tutelada por su padre desde su colapso mental público en 2008 y ahora Jamie, de 68 años, acusa a su exmujer, Lynne, de 65, de “explotar el dolor y el trauma de su hija”. Este es el nuevo argumento del padre de Spears para conservar la tutela de su hija.

Jamie asegura que el libro que lanzó Lynne en 2008 tras el colapso de su hija la dejaba vendida ante el público y explotaba ese dolor “para obtener ganancias personales con la publicación del libro”.

Además, el tutor legal de Britney asegura que Lynne “está causando demoras y gastos indebidos en la administración del dinero y además atrayendo la innecesaria atención de los medios”

Además de esto, sostiene que por culpa de Lynne los abogados de Sam Lutfi (exgerente de Brit que ahora tiene una orden de alejamiento hacia ella) obtuvo informaciones delicadas: “Ya sea en un acto intencional o un error por descuido, esto evidencia que Lynne no actúa en el interés de Britney”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Ante estas acusaciones, Lynne también contraataca diciendo que los números no cuadran y que Jamie está pidiendo más dinero de la cuenta amparándose en la tutela. De hecho, el padre de Britney ha aportado dos millones en facturas de abogados que pretende que sean pagadas por la fortuna de su hija.

Además, considera desorbitados los honorarios como tutor legal que él se habría autoadjudicado y que, por ahora, no han sido filtrados. Lynne mantiene que el trabajo de sus abogados va más en dirección de limpiar la imagen del padre de su hija que de ayudarla a ella y que, por lo tanto, los últimos 224.000 dólares usados por los abogados de Jamie deben ser “inmediatamente reembolsados al patrimonio de Britney”, según recoge el citado medio.

Ambos progenitores están a la espera del fallo definitivo del juez pero, por ahora y a pesar del ruido del movimiento #FreeBritney, parece que Jamie lleva las de ganar dado que los números no mienten y la fortuna de su hija se ha visto saneada en la última década.

Además, Jamie sostiene que “Lynne no ha estado involucrada en la tutela de su hija hasta hace muy poco tiempo y por lo tanto desconoce las tarifas que esto puede suponer.”

Es triste ver al exmatrimonio discutir públicamente y en las sedes judiciales mientras Britney, que ya tiene 39 años, sigue sin poder tener libre acceso a la administración del dinero que ha ganado con tres décadas de carrera profesional a sus espaldas y eso, sumado a sus extrañas publicaciones en redes sociales, hacen saltar todas las alarmas sobre su bienestar.

Más historias que te pueden interesar

Britney Spears se pronuncia por primera vez sobre el documental sin haber entendido el mensaje

Netflix se sube al carro del escándalo de Britney Spears

Un documental sobre Britney Spears conmociona al mundo al enseñar cómo han destrozado su vida