La historia de la prometedora, pero frustrada, carrera de Britney Spears en Hollywood

·4 min de lectura

Cuando Britney Spears fue una de las estrellas del momento en los 2000 todas las puertas se abrían a su paso, incluidas las de Hollywood, quienes no dudaron en querer aprovechar su éxito y lanzar una película con ella como protagonista. Fue el caso de Crossroads: Hasta el final, cinta dirigida por Tamra Davis y escrita por Shonda Rhimes que también contó en su reparto con estrellas como Zoe Saldanao Kim Katrall.

Veinte años después de su estreno, la directora Tamra Davis ha entrado a analizar con Variety todo lo que se coció tras las cámaras, incluido el cómo fue trabajar con la cantante de Toxic o Baby One More Time. La cineasta no ha tenido más que palabras de alabanzas hacia Britney, no dudando en señalar que tras ella se encuentra una figura fuerte que, si no hubiera sido por las presiones y vulnerabilidades a las que tuvo que hacer frente, podría haber tenido tras de sí una trayectoria importante en Hollywood.

Britney Spears en la presentación de 'Crossroads' en Madrid en 2002 (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Britney Spears en la presentación de 'Crossroads' en Madrid en 2002 (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

Crossroads narraba la historia de tres amigas de la infancia que deciden redescubrir su amistad mediante un viaje, tratándose de una comedia que también mezclaba romance, drama y música y estaba planteada como un vehículo de lucimiento para Britney. La crítica la destrozo, pero no se puede negar que la cantante tuvo la capacidad de atraer a sus fans en masa a los cines, puesto que fue un éxito de taquilla tras recaudar 61,1 millones de dólares en todo el mundo ante un reducido coste de 12 millones. No obstante, la carrera cinematográfica de Spears no fue más allá de este título.

La directora cuenta que Crossroads significó mucho para Britney, narrando que la cantante mantuvo conversaciones con ella y la productora Ann Carli de que fue “una de las experiencias más increíbles y los meses más impactantes de su vida”. Aunque de esto ya hace tiempo, puesto que desde su controvertida tutela legal no han vuelto a tener ocasión de hablar. Abordando directamente esta cuestión, Tamra Davis admite que el que el equipo de la cantante le impidió llegar a ella y mostrarle su apoyo. Además, también desvela que en su condición de directora de Crossroads le llegaron peticiones de entrevistas para hablar de su trabajo con la cantante.

Es aquí cuando la cineasta entró a analizar el potencial que Britney Spears mostró en el set de rodaje de la película, señalando que ante esas peticiones solo quería resaltar a los medios que la Britney que ella conoció era una mujer fuerte y talentosa que estaba al mando de todo. “Ella estaba al mando. Ella era una mujer de negocios fuerte. Ella controló todo el asunto y no hizo nada que no quisiera hacer. Me inspiré en ella”, declaraba. "Siento que la persona en la que se convirtió durante estos años no es la chica que conocí, y me rompió el corazón verla reducida a lo que le sucedió".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Cuando fue preguntada directamente acerca de si le sorprende que Britney no siguiera actuando, la directora contó que la cantante estaba encantada con las bondades que le ofrecía el cine, sobre todo el poder comprobar de primera mano cómo su trabajo en pantalla emocionaba a sus fans, pero su vulnerabilidad y las presiones a las que estaba siendo sometida tiraron por la borda cualquier posibilidad de que pudiera desarrollar una carrera cinematográfica.

“Cuando teníamos proyecciones de la película con chicas ella veía el impacto que tenía y cómo esta película realmente emocionada a la gente. Pero creo que había mucha presión. Muy pronto, después de que salió la película, su vida se derrumbó. Ella y Justin [Timberlake] se separaron y luego su madre y su padre se divorciaron. Las cosas empezaron a desmoronarse a su alrededor”, continuaba contando Tamra Davis.

De hecho, de cara a garantizar que Britney se sintiera cómoda y pudiera vencer las presiones en el set de rodaje, desde la producción de la película se hizo especial hincapié en crear un espacio seguro de sororidad femenina en el ambiente de trabajo. Esto se logró gracias a la productora Ann Carli, quien se aseguró de contratar a Shonda Rhimes (Anatomía de Grey, Scandal,…) para escribir Crossroads y de contar con una mujer a los mandos de la película. “Contratar a Shonda fue la primera parte de contar esta historia de una mujer. Y sentí que cuando Ann Carli me llevó a trabajar con Brit porque ella sabía que si contrataba un hombre para cuidar y dirigirla sería muy vulnerable”, declaraba la directora.

Y es que en pleno apogeo de su éxito Britney Spears se convirtió en un imán constante de la prensa y los paparazzi, los medios se obsesionaron con ella en plena ruptura con Justin Timberlake y pocos años más tarde fue puesta bajo la tutela legal de su padre por orden judicial, la cuál terminó recientemente después de más de 13 años.

Con estas declaraciones sobre Crossroads queda claro que Britney era una artista dispuesta a abrirse a nuevos retos, con potencial para desarrollar proyectos más allá de la música y a abrirse a una carrera en Hollywood como estrellas del pop como Jennifer Lopez. Pero la presión de la industria, sus problemas y el continuo acoso mediático lo impidieron. Así, su trayectoria como actriz quedó limitada a este papel y a pequeños cameos en series y película a lo largo de los años.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente