Britney Spears ataca a su padre en los tribunales por tratar de desvelar su historial médico

Britney Spears credit:Bang Showbiz
Britney Spears credit:Bang Showbiz

Los abogados de Britney Spears, liderados por el ya mediático Mathew Rosengart, han dado un paso adelante en sus intentos de que Jamie Spears, padre de la cantante, tenga que responder ante la justicia por presuntos delitos relacionados con la tutela judicial que pesaba sobre la intérprete, la cual fue gestionada con puño de hierro por su progenitor durante más de una década.

En esta ocasión, Rosengart ha interpuesto una moción que busca sancionar a Jamie por un supuesto ejercicio de desacato, ya que este trató de utilizar el historial médico de su famosa hija, concretamente sus problemas de salud mental, como prueba para refutar algunas de las acusaciones que ella había vertido contra él, como la de que había instalado micrófonos para espiarla en su dormitorio durante esa oscura etapa.

La jueza que lleva el caso, Brenda Penny, ha dejado claro en un auto que la petición que ha realizado Jamie para hacer públicos estos informes médicos es "inapropiada" e irrelevante para el litigio. "Como estos documentos ya habían sido sellados por orden de otros tribunales, resulta muy inapropiado y contrario a lo dispuesto que el señor Spears los ofrezca ahora para su defensa", ha señalado la magistrada al tiempo que pedía explicaciones al equipo legal de Jamie Spears.

Mathew Rosengart no ha tardado en aprovechar este nuevo fallo del padre de su clienta para redoblar sus ataques contra él. Ahora busca que la jueza confirme el posible desacato e imponga a Jamie el correspondiente castigo. En la moción que ha registrado el abogado principal de la princesa del pop, se acusa a Jamie Spears de haber tratado de violar los derechos constitucionales de Britney a fin de avergonzarla e intimidarla en el proceso, así como para generar gastos adicionales de los que posteriormente buscaría compensación.