1 / 37

Breve historia de la camiseta de tirantes en el cine

Desde que Clark Gable se la quitará delante de Claudette Colbert en una escena de Sucedió una noche en 1931 y se quedara a pecho descubierto -una escena que fue considerada demasiado picante para la época-, esta prenda interior ha sido una de las claves del vestuario de recordados personajes del séptimo arte.

Marlon Brando en Un tranvía llamado Deseo, Paul Newman en El Golpe o Robert De Niro en Toro salvaje son algunos de los clásicos que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en la camiseta de tirantes, aunque las nuevas generaciones tendrán más presentes los hercúleos brazos de los protagonistas de Crepúsculo, Fast & Furious o Magic Mike.

Dicho esto, hay que reconocer que se necesita tener mucha clase para llevar una camiseta sin mangas por la calle y seguir siendo un tipo cool: se sabe de los casos de Ryan Gosling y Zac Efron y poco más… mejor reservarla para la siesta de los domingo viendo el Tour o para practicar deporte que, ciertamente, es para lo que fueron concebidas.

Breve historia de la camiseta de tirantes en el cine

Si Marlon Brando levantara la cabeza... se la volvería a poner.

From Esquire