Brendan Fraser ya tiene competencia de cara a los Óscar

·4 min de lectura

Si los Óscar se midieran por la intensidad de las ovaciones recibidas en los festivales de cine, entonces ya sabríamos quién se llevaría el premio en la próxima ceremonia. Y no hablo de Brendan Fraser, el actor de 53 años que suena fuerte en las quinielas desde que enamorara al Festival de Cine de Venecia con su retorno triunfal en The Whale y una ovación de 6 minutos. Aunque debo decir que no solo a Venecia, sino al mundo entero, con su emotiva reacción ante los aplausos del público.

Me refiero a otro intérprete. Uno que lleva viviendo su propio regreso a la cima de Hollywood desde hace un tiempo y que acaba de superar a Fraser con el recibimiento obtenido en el mismo certamen. Hablo de Colin Farrell y la ovación de 13 minutos que puso a Venecia rendida a sus pies.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Muchos esperábamos el buen recibimiento que obtuvo Brendan Fraser. Y no solo porque se trataba de su primer trabajo como actor protagonista en una década, o porque se sometió a un cambio radical cargando con prótesis que llegaron a pesar 136 kilos, sino porque supone un retorno personal para un actor que representa la nostalgia cinéfila de los 90. Un regreso triunfal que llega marcado por la superación de haber vivido una etapa difícil, lidiando con dolencias físicas, el duelo por la muerte de su madre, el divorcio y el supuesto abuso sexual de un expresidente de los Globos de Oro que lo habría tocado sin su consentimiento.

Los 6 minutos de ovación que obtuvo en Venecia fueron el sinónimo gráfico de algo que ya se venía cociendo: las ganas de verlo triunfar y poner a prueba ese talento que tanto nos asombró hace décadas con películas como Dioses y monstruos. Y si bien el estreno de The Whale dividió a la crítica -como es habitual con un director tan visceral en sus propuestas como Aronofsky- en el caso del actor, el aplauso parece ser unánime.

Sin embargo, apenas un día más tarde, el mismo certamen vivió otro momento de ovación. El más largo y ruidoso hasta el momento en esta edición (según medios presentes como Variety). Y fue para Colin Farrell, 46, y su nueva película, Almas en pena de Inisherin.

La cinta es una fábula de humor negro dirigida por Martin McDonagh (Tres anuncios en las afueras) que reúne al cineasta con Colin Farrell y Brendan Gleeson catorce años después de Escondidos en Brujas. En esta historia, ambos interpretan a un par de amigos que rompen la amistad y desatan un impacto sísmico en la comunidad rural donde viven.

Y mientras los críticos se han rendido al filme con una aprobación total hasta el momento del 100% en RottenTomatoes, la ovación de 13 minutos y lo vivido en Venecia refleja la aceptación a la historia pero, sobre todo, a Colin Farrell. Según medios presentes, como Variety, los aplausos y la pasión que se vivía en la sala era tan intensa que los ruidos se escuchaban desde la alfombra roja de No te preocupes querida, de Olivia Wilde. Es más, los acomodadores habrían tenido que apurar al público a abandonar el teatro para poder mantener la agenda y no retrasar la proyección del thriller protagonizado por Florence Pugh.

Colin Farrell en la película 'Almas en pena de Inisherin'. Foto de Jonathan Hession. Cortesía de Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios Todos los derechos reservados..
Colin Farrell en la película 'Almas en pena de Inisherin'. Foto de Jonathan Hession. Cortesía de Searchlight Pictures. © 2022 20th Century Studios Todos los derechos reservados..

Son muchos los que vieron la película y ya señalan la firme candidatura al Óscar que Colin Farrell debería recibir a mejor actor, apoyando que Gleeson y Kerry Condon lo consigan en la categoría de actores secundarios. De conseguirlo, no solo supondría la primera candidatura para el actor irlandés en su carrera, sino la sentencia definitiva del año que lo encumbró como una estrella a tomar en serio por la industria. Porque si bien lleva varios años recibiendo halagos del circuito independiente con sus maravillosos trabajos en Langosta, La seducción o El sacrificio de un ciervo sagrado, es en 2022 que su nombre alcanzó la cima con su papel de Pingüino en The Batman. Y Almas en pena de Inisherin sellaría aún más este retorno a lo más alto, pasando de ser el ‘bad boy’ del Hollywood de los 90s, con cintas de video sexuales, escándalos y desastres de taquilla, a uno de los actores serios más cotizados del momento.

Si Colin Farrell y Brendan Fraser se convierten en contrincantes favoritos a los próximos Oscar, podríamos vivir una carrera emocionante a través de intérpretes que lograron sacudir las cenizas del pasado y resurgir a los más alto a base de esfuerzo, talento y puro trabajo. Dos personajes diferentes pero con una conexión especial con la audiencia que, sin dudas, nos harían vivir las quinielas más emotivas en mucho tiempo.

De momento, Almas en pena de Inisherin tiene previsto estrenarse en cines el 21 de octubre en España de la mano de Walt Disney, mientras The Whale aun no tiene fecha de estreno pero sí está confirmada su distribución a través de YouPlanet.

Más historias que te pueden interesar: