Brad Pitt, de 55 años, dice que ahora valora sus “pasos en falso”: “Me aportaron sabiduría”

El actor Brad Pitt suele mostrarse extremadamente reservado con todo aquello que no sea su trabajo, aunque en algunos casos ha hecho excepciones, sobre todo en lo que respecta a su amor por el diseño de muebles y su activismo.

Sin embargo, la estrella de la película “Érase una vez en Hollywood” habló sinceramente sobre sus emociones y el envejecimiento en una conversación que mantuvo en octubre con Anthony Hopkins, su coprotagonista en “Leyendas de Pasión” de 1994 y “¿Conoces a Joe Black?” de 1998. El lunes la revista Interview publicó la entrevista.

Brad Pitt en el Festival Internacional de Cine de Venecia el 29 de agosto, en Venecia. (Foto: Marco Piraccini/Archivo Marco Piraccini/Mondadori Portfolio vía Getty Images)

Después de que Pitt, quien tiene 55 años, felicitara a Hopkins, de 81 años, por estar “tan vibrante como siempre”, Hopkins le aseguró a Pitt que el joven actor sigue siendo “tan fácil de tratar como siempre”.

“Más o menos, soy siempre así”, le dijo Pitt. “Pero a veces lo pierdo. Algo me absorbe y lo pierdo. Es como si quitara las manos del volante”.

Hopkins le dijo que eso solo prueba que Pitt es “humano”.

Pitt también reflexionó sobre el destino y si puede llevarse los méritos o las culpas por lo que ha sucedido en el transcurso de su vida.

“Me estoy dando cuenta, como un verdadero acto de perdón a mí mismo por todas las elecciones que he hecho de las que no me siento orgulloso, que valoro esos pasos en falso porque me han aportado algo de sabiduría, lo cual me llevó a otra cosa”, dijo Pitt. “No se puede tener uno sin el otro. Es algo que ahora, en este momento de mi vida, estoy abrazando. Pero sin duda no siento que pueda llevarme el mérito por nada de eso”.

Hopkins dijo que leyó sobre la “lucha con el alcohol” de Pitt y en otra parte de la conversación confirmó que él también había tenido un problema con el alcohol.

“Una vez le pregunté a un sacerdote jesuita: ‘¿Cuál es la oración más corta del mundo?’ Él me respondió: ‘A la mierda’". Es una oración de liberación. Simplemente di: ‘A la mierda’”. En nuestro número de invierno @anthonyhopkins se sienta con Brad Pitt para discutir, entre otras cosas, sobre la belleza de aceptar nuestros errores.

Fotografía de @buckellison y diseño de @melzy917.

Según se informó, el matrimonio de Pitt con Angelina Jolie terminó extraoficialmente en septiembre de 2016, después de que los cónyuges supuestamente discutieran sobre su consumo de alcohol durante un vuelo privado en el que se encontraba su hijo mayor, Maddox. Pitt estaba siendo investigado por abuso infantil, aunque finalmente lo exculparon.

“Había llevado las cosas tan lejos como pude, así que eliminé mis privilegios para beber”, le contó Pitt al New York Times en septiembre. La estrella pasó 18 meses en Alcohólicos Anónimos.

Pitt le reveló a Hopkins que en estos días es más propenso a llorar que cuando trabajaban juntos.

“Soy famoso por no ser un llorón. ¿Se dice así?”, dijo Pitt. "No había llorado en 20 años y ahora me encuentro en esta última etapa mucho más conmovido, conmovido por mis hijos, mis amigos, las noticias. Solo conmovido. Creo que es una buena señal. No sé a dónde irá a parar, pero creo que es una buena señal”.

Raechal Shewfelt