Brad Pitt cree que está viejo para seguir protagonizando películas

No habrá ganado el Oscar todavía, pero Brad Pitt lleva dejando huella en el cine desde principios de los 90. Tres décadas iluminando la pantalla con la luz de su amplia sonrisa y su cabello rubio. No cabe duda que Brad tiene uno de esos rostros que está íntimamente relacionado con nuestros inicios de cultura cinéfila en los años 90s. Pero… ¿si te dijera que a sus 55 años él mismo piensa que ya está viejo para la maquinaria hollywoodense y se plantea si queda lugar para él en el mundo de los papeles protagonistas?

Brad Pitt

Ese mismo que en una misma década rompió corazones como ladronzuelo en Thelma & Louise, fue asesino peligroso en Kalifornia, fue vampiro deprimido y héroe épico romántico de larga cabellera, detective buscando a un asesino en serie, un loco del fin del mundo, amigo del Dalai Lama en el Tíbet, la mismísima muerte y hasta un luchador extremo, siente que el negocio de los papeles protagonistas es cosa de gente joven.

Sin embargo no piensa alejarse del cine, sino que planea seguir explorando su exitosa faceta como productor. “Estoy detrás de cámaras en la faceta de productor y lo disfruto mucho” dijo a GQ Australia ante el estreno de su nueva película con Quentin Tarantino en agosto, Érase una vez en… Hollywood.

Así como su nueva película con Quentin Tarantino nos habla de una era de cambios en Los Angeles, con la revolución de la Era Dorada de Hollywood en 1969; en la actualidad la industria está viviendo otra entre el surgir de los servicios streaming que invitan al público a quedarse en casa en lugar de ir a las salas comerciales; así como los cambios provocados por el movimiento #MeToo y los sentimientos anti-Hollywood que provocaron la elección de Donald Trump. Todo ello supone una revolución también en la vida de los intérpretes. Algunos han encontrado su refugio en el streaming, otros mezclan los diferentes formatos, pero la gran mayoría se está atreviendo a formar parte del cambio.

Pero Brad no parece estar seguro. Una estrella moderna como él podría tener cada vez menos opciones si no se abre a las nuevas vías de hacer cine. Sin ir más lejos, Nicole Kidman, Julia Roberts, Will Smith y hasta Meryl Streep ya lo hicieron, mientras Tom Cruise parece ser el único que mantiene su status de súper estrella haciendo solo largometrajes para la gran pantalla que siguen siendo éxitos de taquilla. Pero ¿y Brad? ¿Qué será de él si no se adapta?

Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en Érase una vez en... Hollywood (Autor: Andrew Cooper; © 2019 CTMG, Inc. All Rights Reserved)

Eso mismo se planteó en la entrevista, asegurando que está haciendo cada vez menos papeles. “Sigo haciendo menos y menos. Realmente creo que en general es un juego para hombres jóvenes, aunque no digo que no existan papeles sustanciales de personajes mayores, sino que siento que el juego en sí mismo se mueve de forma natural” sentenció.

Cree que, como en la vida misma, a la larga “habrá una selección natural” que mantendrá a unos y quitará a otros de en medio, y él parece saber que su destino está en adaptarse a otra faceta: la de productor. “Pero siento curiosidad por ver cuál será el futuro del cine, qué forma toma” añadió haciendo referencia a su edad y al acceso de otros formatos como las plataformas streaming.

De todos modos, Pitt no cierra la puerta al streaming, y cree que “puede haber lugar para los dos” formatos junto al cine tradicional. Sin ir más lejos, ya estrenó War Machine en Netflix. “Pero podría ser un dinosaurio y no saberlo. Y el cometa podría estar de camino” sentenció demostrando que no pretende ser experto en el área.

Brad Pitt en la cima de su carrera junto a su compañera en The Mexican (2001), Julia Roberts (Autor: Kevork Djansezian; Fuente: Gtres)

Prueba del cambio en su carrera, es que en los últimos cinco años fue protagonista de cinco largometrajes. Uno se estrenó en Netflix (War Machine), otro llega en agosto, y solo uno, Corazones de acero, fue un éxito de taquilla hasta ahora.

Evidentemente, el cambio también ha llegado a su carrera, por muy afianzada que esté en Hollywood. Y si este año lo veremos por partida doble, primero acompañando a Leonardo DiCaprio en Érase una vez en… Hollywood a partir del 15 de agosto, y más tarde en la aventura de misterio espacial Ad Astra -cuyo tráiler nos produjo mucha curiosidad-, Brad no tiene más proyectos en marcha como actor.

Pero como productor es otro cantar. A través de su compañía Plan B tiene proyectos a montones en cine y televisión, incluyendo el esperado biopic con Robert Pattinson, The King. Es más, es posible que Brad nunca consiga el Oscar como actor, pero como productor ya posee uno por la victoria de 12 años de esclavitud en 2014. Muchos quizás no lo sepan, pero Pitt lleva produciendo desde el año 2006 con incluso más éxito que muchas de sus películas con producciones como Kick-Ass (2010), Come, reza, ama (2010),o El vicio del poder (2018), entre muchas otras como Moonlight (2016) -que también ganó el Oscar aunque no le corresponde a Brad porque fue productor ejecutivo, y no productor sin más-.

Con su experiencia de más de tres décadas en el mundo del cine, no cabe duda de que Brad está encontrando más productividad como productor que como actor. Y quizás termine centrándose en esta faceta algún día, dejando a un lado la actuación como hizo Robert Redford. O no. O solo haga cine cuando sienta la conexión necesaria con un personaje. Lo cierto es que ese sería el escenario ideal, en donde no dejemos de ver su rostro y talento en la gran pantalla por mucho que los jóvenes talentos tomen la delantera. En un Hollywood tan diverso como el que tenemos ahora, hay historias para todos los géneros, razas y edades. Así que no, no le digamos adiós a Brad todavía.

Para seguir leyendo:

Entrevista con el vampiro, la película que deprimió a Brad Pitt

La ruptura de Gwyneth Paltrow con Brad Pitt casi la hizo rechazar la película que le valió el Oscar

Estos actores cobraron una miseria por algunos de sus personajes más icónicos