Botas altas en pleno verano: famosas y editoras de moda se empeñan en la tendencia imposible a 40°

·2 min de lectura
Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

Hace unos años, en una semana de la moda de Nueva York en la que los termómetros marcaban varios grados bajo cero, la periodista Allison P. Davis de The Cut intentaba encontrar explicación al motivo que impulsaba a celebrities, influencers y editoras de moda a acudir a los desfiles presumiendo de piernas desnudas y llegando a atreverse, incluso, con las sandalias. "Cuanto más famosa eres, menos probabilidades hay de que utilices medias en invierno porque sabes que no tendrás que hacer cola ni preocuparte por necesidades humanas básicas como mantenerte caliente, porque alguien siempre estará ahí para hacerlo por ti", concluía su texto. Una observación acertada teniendo en cuenta que estas mujeres se bajan de un coche en la mismísima puerta del desfile o evento en cuestión y no pasan más de un par de minutos a la intemperie. Y el mismo motivo por el que quizá muchas caras conocidas están apostando por llevar botas altas este verano a pesar de las altas temperaturas.

En la reciente semana de la moda de la alta costura de París, editoras tan poderosas como Anna Wintour, actrices como Camille Razat o modelos como Amber Valletta eligieron botas altas –altísimas– para asistir a los desfiles. A pesar de que en la capital francesa los termómetros no estaban tan disparados en esas fechas como en España, cualquiera que tuviera que llegar a los desfiles en metro probablemente hubiera desechado la idea de calzarse unas botas mosqueteras por encima de la rodilla. Y no han sido las únicas: la modelo Chrissy Teigen combinaba shorts vaqueros con botas negras de piel a fecha 17 de julio y Emily Ratajkowski hacía lo propio unos días antes.

Photo credit: Getty
Photo credit: Getty

En España, donde la ola de calor sigue causando estragos, la mismísima Rosalía recorre nuestra geografía en su gira Motomami sin renunciar a sus ya icónicas botas mosqueteras azules o rojas. Milena Smit, Bella Hadid o Tracee Ellis Ross son algunos ejemplos más de mujeres capaces de desafiar la climatología para apuntarse a una de las grandes tendencias dictadas en las pasarelas otoño-invierno 2022/2023. Firmas como Isabel Marant, Balenciaga, Bottega Veneta, Coperni, Max Mara o Givenchy, por citar algunos ejemplos, apostaron fuerte por las botas que suben por encima de la rodilla. Y las que más saben de moda no van a detenerse por culpa de los termómetros en su empeño de ser las primeras en lucirlas.

A continuación, nuestra selección para aquellas que se atrevan a seguir sus pasos (o quieran preparar el zapatero de cara al próximo otoño):

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente