Borja es eliminado en el mayor bochorno de 'Maestros de la costura'

Por Ignacio Herruzo Martínez

From Diez Minutos

En la prueba de exteriores visitamos el Anantara Villa Padierna Palace, un hotel-museo de lujo en Marbella, donde Maestros de la Costura quiso poner en valor la moda masculina de baño, con un espectacular desfile y la confección de dos conjuntos de baño completos.

La primera sorpresa de esta prueba la anunció Lorenzo Caprile: “No habrá jefes de taller. El trabajo será en equipo pero la valoración será individual”. La elección de los equipos corrió a cargo de Margarita y Begoña, las dos mejores aprendices de la prueba anterior, y quedaron de la siguiente manera: Margarita trabajaría con Joshua y con Borja, mientras que el equipo naranja quedó conformado por Begoña, David y La Brava.

La prueba se podría resumir con un solo adjetivo: caos. Ninguno de los equipos estuvo a la altura. Además acumularon muchos fallos graves, como, por ejemplo, el gran desperdicio de tela. Incluso Lorenzo Caprile tuvo que poner orden en ambas mesas de trabajo, con dos grandes broncas que no hicieron efecto. Finalmente, los jueces anunciaron que ellos no salvarían a nadie, que mandaban a todos los aprendices a la prueba de expulsión.

El bochorno de los equipos

Sin embargo, a última Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain decidieron que, por ser la semana en la que se decidían los semifinalistas del concurso, un miembro de cada equipo se salvaría de pasar por el reto de la eliminación. Fue entonces cuando 'Maestros de la costura' vivió una de las mayores tormentas en sus talleres: ninguno de los grupos era capaz de decidir concursante.

Como conclusión, los tres expertos castigaron al equipo de Margarita, Borja y Joshua por no llegar a un acuerdo, y los tres, junto a Begoña y David, debían pasar por la prueba de expulsión. "Ha sido un momento bochornoso", resumía Caprile momentos antes de iniciar la última prueba de la que han salido el resto de semifinalistas y quienes se han unido a La Brava.

En la última prueba de la noche, los nervios se notaron desde el primer minuto. Las semifinales estaban en juego. El invitado para esta prueba fue el estilista Miguel Cervera, que nos dio una clase magistral de tendencias. Los aprendices se enfrentaron a la confección de una prenda libre con el único condicionante de adaptarse a las tendencias.

"He llegado más lejos de lo que esperaba. De esta experiencia voy a aprender mucho. A pesar de mi trayectoria que ha tenido mucho 'meneíllo' me quedo con las mejores experiencias de todo el programa", expresaba Borja tras ser eliminado del programa a una semana de celebrarse la semifinal.