Boris Izaguirre incendia a una persona para superar su miedo al fuego

·3 min de lectura
Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Boris Izaguirre es una de esas personas que parece que pasa por la vida sólo para disfrutarla rodeado de glamour, pero al final del día sigue siendo una persona normal y corriente, de carne y hueso, con sus debilidades y sus miedos, y precisamente uno de ellos ha aflorado cuando ha acudido al programa 'Los miedos de', por donde ya han pasado Víctor Janeiro, Chelo García-Cortés o Elsa Anka. El colaborador televisivo revelaba que su miedo al fuego es algo que puede con él, porque no sabe cómo reaccionaría ante un incendio, e incluso cree que podría poner en riesgo su vida aún más al entrar en pánico, y por eso ha querido plantarle cara en el programa... aunque ha salido regular.

En una de las pruebas, Boris debía enfrentarse a un corte de pelo con soplete. A pesar de que él sufrió quemaduras en el pasado por dejarse hacer eso mismo en un plató de televisión (algo que sin duda aumentó su miedo al fuego), consiguió sentarse en la silla y someterse al corte ayudado por su amigo, el DJ y fotógrafo Pepino Marino. Una experiencia que Boris calificó como "liberadora"... pero no todo fue tan fácil.

Photo credit: Mediaset
Photo credit: Mediaset

Para superar aún más su miedo, otra de las propuestas fue prenderse fuego a sí mismo como un especialista de cine... pero por ese aro Boris no pasó. De hecho, hasta le costó aceptar el siguiente reto: prenderle fuego a otra persona para luego apagarla con un extintor. Su cara de angustia, a pesar de estar todo bajo control, era palpable, aunque consiguió superar este nuevo reto. Pero no el último.

El colaborador debía enfrentarse a su miedo directamente en uno de los escenarios más reales: un incendio en una habitación cerrada, donde salir corriendo no siempre es una opción. Boris expresó que vivir eso en la vida real es precisamente lo que podría bloquearle: "Ante una situación así, no sabría como actuar y pondría muy en peligro mi vida", apuntó, y a pesar de que estaba acompañado por un bombero que le enseñó a utilizar un extintor, todo se complicó con el olor, los gases tóxicos y la cercanía al fuego. "Me estoy mareando", dijo Boris a punto de entrar en pánico y saliendo por la puerta.

"Me he sentido fatal cerca del fuego, completamente horrorizado", apuntó después, cuando también, a punto de echarse a llorar del miedo, dijo que se había sentido "absurdo" al no haber podido quitar el seguro al extintor por los nervios. Aún así, parece que Boris, poco a poco, podría plantarle cara a ese miedo irracional al fuego, que gracias a las pruebas superadas se ha transformado en simple 'respeto'.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente