Bono para jubilados: se financiará con un adelanto de Ganancias de las empresas

·3 min de lectura

Este miércoles se anunciará el monto extra que recibirán los jubilados y pensionados en septiembre como compensación por la alta inflación, mientras que también se confirmará el aumento general por la fórmula de movilidad, que rondaría el 15,43 por ciento..

Al respecto, el ministro de Economía, Sergio Massa, adelantó que el bono será financiado con el Impuesto a las Ganancias para grandes empresas.

El funcionario hizo mención a la compensación para los adultos mayores en un hilo de twitter que publicó el sábado y en el que informó que mantuvo encuentros con directivos de la ANSES, entre ellos la titular Fernanda Raverta, para "revisar los escenarios".

Adelantó, además, que el bono para los adultos mayores será financiado por el adelanto del Impuesto a las Ganancias para 2000 grandes empresas, con la que se espera recaudar $200.000 millones.

"Ese ingreso de sectores con mayor capacidad de pago lo volquemos en uno de los sectores que más sufre sin afectar el orden de nuestras cuentas", afirmó Massa.

Por ahora se desconoce el monto del bono y cómo se implementará, en el caso de que se repita la operatoria de abril, cuando sólo fue para las jubilaciones mínimas o si comprenderá hasta quienes cobren hasta dos haberes mínimos.

Bono para jubilados: se financiará con un adelanto de Ganancias
Bono para jubilados: se financiará con un adelanto de Ganancias

Bono para jubilados: se financiará con un adelanto de Ganancias

En un hipotético cálculo, si el total de esa recaudación extra se vuelca de manera íntegra (descontando el 40% que es coparticipable con las provincias) a todos los jubilados y pensionados, cualquiera fuera su remuneración mensual, el bono podría llegar a los $15.000.

Anticipo extra de Ganancias: cómo afectará las cuentas públicas

El anticipo extraordinario del Impuesto a las Ganancias del ejercicio 2022 anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, que tendrá por destino financiar un bono para los jubilados, afectará a las proyecciones de recaudación de ese impuesto en 2023, advirtieron analistas privados.

Eso se debe a que el tributo se cobra por período anual. Las empresas y las personas pagan por las ganancias del año anterior, pero mientras transcurre el ejercicio anual, van haciendo anticipos y al cierre, al año siguiente, liquidan el saldo final. Como consecuencia, si en 2022 anticipan mas, en 2023 tendrán menos saldo para liquidar.

Sebastián Domínguez, socio de SDC Asesores Tributarios, indicó que la financiación del bono anunciado por el titular del Palacio de Hacienda, "se indica que se realizará con una mayor recaudación por anticipo de ganancias que deben pagar aquellos sectores con mayor capacidad de pago y de esta forma no afectar el orden de las cuentas".

"Es relevante aclarar que los anticipos del impuesto a las ganancias no son un impuesto sino que son una suma que se debe pagar a cuenta del mismo. Es decir, el anuncio confunde un incremento de los anticipos del impuesto a las ganancias con el efecto que generaría un incremento del propio impuesto a las ganancias", señaló Domínguez a NA.

El tributarista señala en un reporte que "si se incrementan los anticipos a cuenta del impuesto a las ganancias que se liquidará más adelante, lo que se está haciendo es adelantado la recaudación" por lo que "adelantar la recaudación implica que lo que se paga hoy, se resta de lo que se cobrará más adelante".

Anticipo extra de Ganancias: cómo afectará las cuentas públicas
Anticipo extra de Ganancias: cómo afectará las cuentas públicas

Anticipo extra de Ganancias: cómo afectará las cuentas públicas

"El Gobierno estaría pagando el acompañamiento a los jubilados con el adelantamiento de la recaudación del impuesto a las ganancias por incremento de los anticipos", añadió.

A su criterio, Domínguez señaló que "esto implica que el acompañamiento afectará el orden de las cuentas públicas a diferencia de la afirmación del anuncio donde se indica que no se verán afectadas".

"Es como si un empleado pide un anticipo de sueldo para pagar la tarjeta de crédito que le será descontado más adelante e indica que no afectará sus cuentas. En el mes que le descuenten el anticipo cobrará un menor sueldo", explicó..

Por otro lado, indicó que "con una inflación que se está estimando en el 90% anual, con este adelantamiento de la recaudación se beneficiará el Estado porque cobra hoy algo que cobraría más adelante y se perjudicarán los contribuyentes simétricamente".