Los bomberos estabilizan el gigantesco incendio en el departamento francés de la Gironda

·1 min de lectura

Estabilizado el gigantesco incendio forestal que ha quemado unas 7 400 hectáreas en el departamento de la Gironda, al sudoeste de Francia.

Las autoridades están pendientes de la evolución del tiempo porque el episodio canicular dejará paso a un frente tempestuoso en las próximas horas.

Un grupo de bomberos alemanes sigue trabajando en la zona junto a los franceses para intentar apagar los focos que persisten en el subsuelo.

"Estamos orgullosos de estar aquí. Todos los colegas tienen muchas ganas de aprender, mejorar y, por supuesto, ayudar a los bomberos franceses de forma eficaz", comenta el bombero alemán, Heiko Basten.

Varios países europeos como Grecia, Rumanía, Austria, Polonia y Alemania respondieron a la llamada de auxilio del Gobierno francés, impotente ante el avance de las llamas en varios frentes.

Una ayuda que ha resultado indispensable.

"O bien no hubieramos tenido medios aquí, o los hubieramos tenido en detrimento de otras zonas, y esto nos permite cubrir mejor el terreno", añade el comandante de los bomberos del departamento de la Gironda, Thomas Mimiague.

El avance de las llamas obligó a evacuar a unas 10 000 personas en los departamentos de la Gironda y las Landas, en una zona ya castigada por los violentos incendios de julio.