El bombero que ha dado el corte más viral: "No me gustan las mentiras. No quise permitirlo”

Alfredo Pascual

Jorge Luis González ha salido este viernes del anonimato a haber protagonizado la respuesta más viral del día. Este cabo de bomberos de Gran Canaria contestó este jueves a un usuario en Facebook que criticó las medidas del Gobierno para apagar el incendio que atiza la isla y lo comparó con el despliegue para la crisis del Open Arms.

“Algo falla en España cuando bomberos exhaustos del incendio de Gran Canaria duermen en la calle porque no se les pega un hotel, pero el Gobierno si es capaz de gastar 1.000.000 euros en mandar el buque Audaz de la armada y dotación de 62 personas a Lampedusa para traer inmigrantes”, publicó la cuenta Orgullo Nacional Español.

Este mensaje no gustó a González, que en uno de sus descansos en la incansable batalla contra el fuego decidió contestarle: “Estamos exhaustos. Descansamos ahí porque en primera línea no entra nadie más que nosotros. Así es y así debe ser”.

“Me parece tan oportunista y despreciable tu mensaje que, agotado como estoy, me veo en la obligación de responderte. Incluso trataría de salvar tu vida si te viese en peligro. Incluso a ti”, sentenció, además de informarle de que en sus vacaciones va a salvar personas al mar.

“Estoy un poco abrumado por las respuestas. Yo soy uno más en Facebook. Lo respondí porque al odio hay que responderle con amor”, explica Fernández a El HuffPost durante otro de sus descansos, antes de volver a primera línea para intentar estabilizar un incendio que se resiste por el calor.

Este bombero, que lleva 15 años de experiencia en el gremio, afirma que son dos temas que le tocan muy de cerca: “Tengo muchos reproches para la administración, pero es cierto que dormimos en la calle y en la tierra porque cuando estamos en el campo luchando contra el fuego es lo que hay. No me gustan ni las mentiras ni las manipulaciones. No quise permitirlo”.

De hecho, Fernández ha estado en varias ocasiones rescatando personas en el Mediterráneo central. 

DE REBOTE

Un...

Sigue leyendo en El HuffPost