Una bomba de la Segunda Guerra Mundial obliga a evacuar a 9.000 personas en Berlín

Agentes de la Policía en la zona donde se ha encontrado una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Moabit, cerca del centro de Berlín. (Photo: Annette Riedl/picture alliance via Getty Images)
Agentes de la Policía en la zona donde se ha encontrado una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Moabit, cerca del centro de Berlín. (Photo: Annette Riedl/picture alliance via Getty Images)

Agentes de la Policía en la zona donde se ha encontrado una bomba de la Segunda Guerra Mundial en Moabit, cerca del centro de Berlín.  (Photo: Annette Riedl/picture alliance via Getty Images)

Una bomba de la Segunda Guerra Mundial, encontrada durante unos trabajos de construcción, ha obligado a evacuar a cerca de 9.000 personas en el barrio de Moabit, cerca del centro de Berlín, para proceder a una explosión controlada, ha informado la policía.

Para la explosión controlada se ha ordenado la evacuación de un radio de 500 metros. La Policía ha llamado por altavoces a abandonar sus casas y algunos agentes han ido timbrando puerta a puerta.

Mientras dura la operación las personas evacuadas podrán estar en centros especiales. Antes de entrar a esos centros la gente deberá someterse a un test de covid-19. Las personas que den positivo serán alojadas en un centro aparte.

La circulación de una línea del metro elevado que pasa cerca del lugar del hallazgo ha sido interrumpida. También algunos trenes de larga distancia se verán afectados y tendrán que cambiar su recorrido en dirección a la estación central de Berlín.

Sacos de 60.000 litros de agua para amainar el impacto

Alrededor del lugar donde está la bomba la policía está colocando sacos llenos de un total de 60.000 litros de agua para amainar el impacto de la explosión cuando esta se produzca.

Se espera que la explosión controlada, a cargo de especialistas de la policía, pueda realizarse en la tarde cuando la evacuación esté terminada. La bomba, de 50 kilogramos de peso, es de fabricación estadounidense, tiene dos detonadores y, según la policía, no puede ser transportada.

“La bomba está deformada, los detonadores están dañados. Por eso no podemos hacer lo que solemos hacer que es desactivar la bomba retirando los detonadores y luego transportarla”, ha explicado un portavoz de la policía.

El hallazgo de bombas de la Segunda Guerra Mundial en ciudades que, como Berlín, se vieron especialmente afectadas por los bombardeos aliados es relativamente común en Alemania.

La desactivación o la explosión controlada de las bombas suele ser para los especialistas una operación de rutina. Sin embargo, la evacuación de los vecinos representa siempre un gran reto logístico. Un mercado mayorista, que está cerca del lugar del hallazgo, también se ha visto afectado por la evacuación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR