La pérdida de la virginidad de Brenda casi acaba con Sensación de vivir

A tres décadas del éxito de Sensación de vivir (Beverly Hills 90210), la mayoría de espectadores la recuerda con cariño y nostalgia tras pasar tantas tardes viviendo las aventuras amorosas de los ricos de Beverly Hills entre 1990 y el año 2000. Pero ¿sabías que no lo tuvo nada fácil para alcanzar ese éxito hoy emblemático?

Más allá de que su triunfo se debe en parte a la Guerra del Golfo y a contar con un reparto plagado de actores jóvenes y guaperas que se convirtieron en el decorado perfecto de las habitaciones adolescentes, lo cierto es que este título de Fox pudo quedarse en el camino por ahondar en la pérdida de virginidad de una de las protagonistas.

¿Lo recuerdas?

(Fox Network)

Como se revela en The Unauthorized Beverly Hills 90210 Story, el biopic no autorizado sobre el rodaje de la serie juvenil, el episodio titulado Spring Dance -que sirvió para narrar cómo Brenda perdía la virginidad con Dylan- fue objeto de polémica por entonces. En este sentido, el título producido por Lifetime en 2015, refleja cómo la moral conservadora americana cohibió la sexualidad femenina en esta producción.

Quienes tengan buena memoria probablemente recuerden que el momento sucedió en el penúltimo capítulo de la primera temporada. Brenda y Dylan mantenían relaciones sexuales y la joven interpretada por Shannen Doherty no tardaba en revelar a Kelly, personaje asumido por Jennie Garth, que había perdido la virginidad. Pero según se deja caer en el biopic capitaneado por Vanessa Parise, con libreto de Jeffrey Roda, los directivos de Fox no veían con buenos ojos este giro en Sensación de vivir y tuvieron un tenso encuentro con el productor Aaron Spelling y el director Darren Star instándoles a que rompieran la relación ficticia.

El motivo es que habían recibido amenazas de un gran número de anunciantes que advertían que eliminarían su publicidad por las quejas del público conservador. Y es que las marcas publicitarias más moderadas no querían asociarse claramente con una ficción donde la protagonista no sólo hablaba sin rubor sobre la pérdida de su virginidad, sino que tampoco sufría repercusiones al respecto, porque esto les generaba el temor de que fueran identificados con actitudes moralmente discutibles.

Como se puede presumir, para Darren Star era un disparate y, aunque no estaba dispuesto a traicionar el espíritu de la serie, acabó contentando a la cadena con tal de garantizar una nueva temporada. Y, en efecto, Brenda y Dylan rompían en el arranque de la segunda tanda antes de volver a tener un encuentro íntimo. ¡Cómo olvidar la decepción que provocó aquella ruptura entre los espectadores! La joven temía haberse quedado embarazada del rebelde del tupé así que, de alguna manera, se enfrentaba a las consecuencias en la ficción y ya de paso se evitaban en la realidad las amenazas de boicot. Se jugó por tanto a una doble moral ya que sí se trataron sin repercusiones otros temas candentes como el alcoholismo o la violencia doméstica que en la actualidad siguen siendo carne de guion en títulos como Élite.

"Brandon durmió con su novia del instituto en el episodio 4, y a nadie pareció importarle, o tal vez nadie veía la serie. Pero cuando Brenda duerme con Dylan en el baile de primavera, de repente se convirtió en un tema de debate. Contar historias sobre la sexualidad de los adolescentes era difícil, porque la televisión seguía anclada en la mentalidad de los años cincuenta", reflexionaba el director en una entrevista para la Academia de la Televisión en 2016 aludiendo al cambio que tuvo que trabajar Shannen Doherty quien, todo sea dicho, con el tiempo fue apartada de la serie y sustituida por Tiffani-Amber Thiessen de Salvados por la campana.

Tras este capítulo, que marcó un punto de inflexión para la historia, Sensación de vivir se convirtió en una de las series más icónicas de los noventa que actualmente sigue en el candelero ya que el pasado 7 de agosto se estrenó en Fox un revival con el reparto original involucrado, a excepción del fallecido Luke Perry. Una nueva serie en la que, por cierto, las estrellas están cobrando mucho menos de lo que imaginamos.

Para seguir leyendo:

Adiós Dylan McKay, el bad boy más cool de los 90

La historia tras el fichaje de Luke Perry: su éxito juvenil fue gracias a una sola persona

Los 10 papeles más inolvidables de Luke Perry en cine y televisión

Brian Austin Green reconoce que mantuvo sexo con dos compañeras de Sensación de vivir

Sensación de vivir sigue de luto: Muere Jed Allan cinco días después de Luke Perry