La boda de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin que reunió a 1.500 invitados en Barcelona

·4 min de lectura

Han pasado 24 años desde que el 4 de octubre de 1997 y bajo un sol radiante, la catedral de Santa Eulalia de Barcelona viera casarse a una infanta de España ante 1.500 invitados entre los que se encontraban representantes de cuarenta Casas Reales de todo el mundo, las principales autoridades del Estado y personalidades de todos los sectores de la sociedad. Un enlace que supuso el colofón a un noviazgo que se llevó casi en secreto y cuyo compromiso sorprendió a la opinión pública de finales de los años noventa, que, sin embargo, acogió la unión con gran entusiasmo e ilusión. Después de que haya pasado casi un cuarto de siglo de esa boda, hoy recordamos como fue después de ques protagonistas, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, decidieran "interrumpir su relación matrimonial".

VER GALERÍA

infanta-gtres2
infanta-gtres2

Con los jardines del Palacio de Zarzuela como testigo, la Infanta y su entonces prometido, se mostraron ante la prensa como dos novios muy enamorados que se dejaron ver en público por primera vez. Barcelona entera se engalanó para el gran día y se repartieron cientos de claveles entre todos los ciudadanos que salieron en las calles para aclamar a una novia que lució un vestido de Lorenzo Caprile, que ya forma parte de la historia de la moda en España. Estaba realizado en seda valenciana de color marfil de corte clásico, donde destacaba el cuello barco. Llevaba una cola de 3,25 metros. La hija menor de los reyes Juan Carlos y Sofía llevó como joyas la tiara floral que el Gobierno español regaló a su madre con motivo de su matrimonio en 1962. Se trata de una pieza de platino y diamantes de la joyería francesa Mellerio y que se ha visto después llevarla en varias ocasiones a doña Letizia. También lució los pendientes que pertenecieron a la reina Victoria Eugenia. El velo era otra pieza de incalculable valor, ya que anteriormente había pertenecido a la reina María Cristina de Austria, segunda esposa de Alfonso XII, y que el Estado adquirió en 1981.

VER GALERÍA

infanta-getty6
infanta-getty6

VER GALERÍA

infanta-getty2
infanta-getty2

La pareja eligió la capital de Cataluña porque era la ciudad en la que se habían enamorado y donde la hermana de Felipe VI se había instalado para hacer una vida lo más normal posible. Desde 1992 residía en Barcelona, aprendió catalán y empezó a trabajar en la Fundación La Caixa. El novio llegó de la mano de su madre y madrina, Claire Liebaert, que hace tan solo unos días se pronunciaba tras las fotos de su hijo con Ainhoa Armentia. Casi media horas más tarde y a los sones del himno nacional aparecía la novia del brazo de su padre y padrino, el rey Juan Carlos. Encabezaron el cortejo nupcial los duques de Soria, seguidos de la infanta Pilar y su hijo mayor, Juan Gómez Acebo, los duques de Lugo, doña Sofía y el entonces príncipe de Asturias.

VER GALERÍA

infanta-getty7
infanta-getty7

VER GALERÍA

infanta-getty3
infanta-getty3

A la boda real del año acudieron 1.500 invitados, entre los que se encontraban representantes de cuarenta Casas Reales de todo el mundo y diez de monarquías reinantes. Los Reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, con su hija la princesa Victoria, Harald y Sonia de Noruega, Raniero de Mónaco, su hijo, el príncipe Alberto, buena parte de la Familia Real griega, Noor de Jordania, la emperatriz Farah Phalevi, el rey Letsie III de Lesotho, representantes de las dinastías de Italia (Saboya y Aosta), Rumanía, Bulgaria, Prusia, Brasil, Rusia, Francia, Portugal, Yugoslavia, Marruecos, Kuwait, Brunéi, Camboya, Bahreim, Japón, así como representantes de los Habsburgo, Hannover, Dos Sicilias, Borbón-Parma, Módena....

VER GALERÍA

infanta-getty4
infanta-getty4

VER GALERÍA

infanta-getty
infanta-getty

El banquete nupcial se sirvió en el Palacio de Pedralbes, residencia oficial de los Reyes en Cataluña, que se ubica en la avenida de La Diagonal y fue construido sobre unos terrenos donados por el conde de Güell en el año 1919. Su primer almuerzo de recién casados fue servido por más de 300 camareros y consistió en quinoa real con verduritas y pasta fresca, lomo de lubina con suflé de langostinos y emulsión de aceite. De postre, una elaboración hecha con chocolate, crema inglesa y la tarta nupcial de fresitas completó el banquete

Haz click para ver el documental de la infanta Cristina, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente