La boda de Patricia y Jaime en el Real Club de Golf de Castiello

HOLA.COM

Dicen que las mejores cosas de la vida son las que no se planean. Todo fluyó con naturalidad cuando una amiga en común presentó a Patricia y Jaime. Nadie diría en ese momento que, tiempo después, un 14 de febrero, su casa se llenaría de rosas para una pedida de mano muy especial. Bombones, un viaje a Roma y, por supuesto, un anillo.

El 12 de octubre del año pasado, se celebró la esperada boda. Jaime esperaba a su futura esposa en el altar de la Capilla de San Salvador de Deva, en Gijón. Alejados de la ciudad y rodeados de naturaleza, Patricia Miyares y Jaime Martínez se daban el esperado ‘sí, quiero’.

Patricia, que caminó hasta el altar del brazo de su padre, eligió un sencillo vestido de Pronovias de corte recto con aplicaciones de pedrería en los hombros y en la espalda. El toque romántico lo puso el velo, sujetado con una preciosa tiara de flores rosas.

Ya convertidos en ‘marido y mujer’, Patricia y Jaime protagonizaron uno de los momentos más divertidos del día. Rodeados de bengalas de colores y al ritmo de la música, los novios entraban eufóricos al banquete, que se celebró en el Real Club de Golf de Castiello.

El lugar fue también testigo de los instantes más emotivos. Entre ellos, la entrega del ramo. Patricia se lo regaló a su madre que, nos cuenta, ‘jamás se lo hubiese imaginado, se emocionó muchísimo’. Y, cómo no, el primer baile como recién casados también será recordado por los novios como un momento mágico.

Para la pareja, todo salió perfecto: ‘las ganas que tenían ambas familias de compartir ese día y el maravilloso día soleado que tuvimos en Asturias un 12 de octubre’.

 

¿Te has casado y te gustaría compartir tu boda con nosotros? Aquí puedes hacerlo.