Boca goleó a Tigre para gritar campeón en Córdoba

·3 min de lectura

Sin penales y por goleada, Boca Juniors demostró lo que puede dar y se quedó con un nuevo título. Venció por 3-0 a Tigre en el Mario Alberto Kempes por la final de la Copa de la Liga Profesional con contundencia y ahora apunta a la clasificación a octavos de final en la CONMEBOL Libertadores.

A diferencia de lo que podía preverse después de lo hecho en semifinales, el equipo de Sebastián Battaglia asumió el protagonismo en Córdoba. De hecho, en un tiempo con pocas situaciones, tuvo las mejores situaciones y en la segunda mitad, cuando peor la pasaba, sacó ventaja.

Óscar Romero tuvo la primera ocasión con un tiro libre desde lejos con el que exigió a Gonzalo Marinelli sobre su derecha. Darío Benedetto luego consiguió marcar, pero su gol fue anulado por una posición adelantada casi imperceptible a simple vista, pero en la que intervino el VAR para cobrarla.

Sin embargo, el premio llegó en el cierre de la primera parte, cuando Sebastián Villa ejecutó un tiro de esquina desde la derecha y Marcos Rojo, quien ganó a la carrera en las alturas, conectó un fuerte cabezazo al centro del arco, pero Marinelli no logró contener al balón entre sus manos.

Ya en el complemento, el Xeneize fue el primero en avisar cuando Eduardo Salvio con la cabeza desvió un centro de Villa, pero despertó la necesidad del equipo de Diego Martínez por ir a buscar la paridad. Precisamente, tuvo tres situaciones casi inmediatas en las que desperdició su chance.

Primero con un remate cruzado de zurda de Mateo Retegui, tras una asistencia de Facundo Colidio, que tapó abajo Agustín Rossi y en la continuación de la jugada, Lucas Blondel tiró un centro desde la derecha que Retegui cabeceó casi desde el suelo y salió apenas junto al palo derecho.

Unos minutos después, luego de un saque de esquina, Retegui se perdió el empate tras un rebote en Rossi y disparó débil apenas afuera. El conjunto de la Ribera no lo perdonó y en su peor momento del partido, un gol de otro partido solucionó sus problemas y le dio tranquilidad nuevamente.

Frank Fabra recibió por izquierda de Alan Varela luego de un lateral desde la derecha de Luis Advíncula, controló y acomodó para sacar un fuerte remate de zurda desde más de 30 metros que dio en el palo del ángulo derecho y entró al arco ante la mirada del arquero, que no llegó a reaccionar.

A partir de allí, todo se derrumbó para el Matador, que aunque intentó descontar para buscar la hazaña, nunca supo volver a poner en riesgo al arco de Rossi. Incluso cuando Luis Vázquez liquidó la historia con un cabezazo de Luis Vázquez para desatar la euforia en el estadio y sellar el resultado.

Boca lo aguantó, aunque no volvió a sufrir sobresaltos, y festejó un nuevo título, también vengarse de aquella final en 2019 de la Copa de la Superliga que Tigre le ganó en Córdoba ya habiendo descendido, para ahora enfocarse nuevamente en la Libertadores, su principal objetivo.

Foto: DIEGO LIMA/AFP via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente