El boca a boca le da a una gran película el lugar que merece

·4 min de lectura

Aunque los blockbusters vuelvan a triunfar en taquilla con cifras estratosféricas, a propuestas más pequeñas les está costando alcanzar datos prepandemia y conseguir relevancia entre el público. No hay más que ver que este 2022 más allá de títulos como Top Gun: Maverick, Jurassic World: Dominion, Minions o cualquier nueva entrega de Marvel, apenas se está hablando de cintas de mediano o pequeño presupuesto que o bien acaban directamente en plataformas o pasan por salas sin pena ni gloria.

Pero el panorama no es tan desolador como parece, puesto que una película está demostrando que disponiendo de calidad excelente y calando poco a poco entre el público puede llegarse muy lejos.

Michelle Yeoh en 'Todo a la vez en todas partes' (Foto: Youplanet Pictures)
Michelle Yeoh en 'Todo a la vez en todas partes' (Foto: Youplanet Pictures)

Hablamos de Todo a la vez en todas partes, cinta que llegó a los cines estadounidenses en marzo y que a día de hoy sigue funcionando en taquilla y dando que hablar. Su propuesta gira en torno a una inmigrante china en Estados Unidos, interpretada por Michelle Yeoh, que debe adentrarse en los peligros del multiverso para salvar el mundo, idea que servía como excusa para reflexionar sobre la crisis de la mediana edad, las oportunidades de la vida perdidas y las consecuencias de nuestros errores. Y aunque hablamos de un título que aspira a la grandilocuencia e incluso está producido por los hermanos Russo (Vengadores: Endgame), no se puede negar que estamos ante una cinta pequeña sacada adelante por una productora independiente como A24 (Midsommar, La Bruja, Minari, Men,…) y con una propuesta de ciencia-ficción arriesgada.

No hay más que ver que desafía las convenciones del cine comercial actual y, más en concreto, del modelo que sustenta el éxito imparable de sagas como Marvel. Pero, contra todo pronóstico, sobre todo valorando la difícil situación del cine independiente en esta época postpandemia, el público ha respondido encantado a Todo a la vez en todas partes y, cuatro meses después de su estreno en salas, ha logrado sobrepasar los 100 millones de dólares en taquilla a nivel mundial. Y hablamos de un logro al alcance de muy pocos títulos enfocados a un target similar.

Por ejemplo, El hombre del norte, la primera película de Robert Egers (La bruja, El faro) fuera de A24, producida por un gran estudio como Universal, aclamada por la crítica y estrenada poco después de Todo a la vez en todas partes, solo ha sido capaz de recaudar $68,6 millones, poco más de la mitad de esta propuesta de ciencia-ficción. No obstante, por mucho que la cinta de Michelle Yoeh sea una producción independiente pequeña, estamos ante un filme muy dinámico, divertido, repleto de acción y extremadamente entretenido. Y aunque de primeras no llame la atención, una vez vista es imposible resistirse a las ideas tan alocadas y efectivas que se encuentran en este viaje por el multiverso cargado de sorpresas.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

De ahí que siga funcionando en taquilla, puesto que hablamos de una película que apetece recomendarla y el boca-oreja ha hecho su trabajo. Y este hecho demuestra que el cine en salas sigue teniendo la misma importancia para el público que antaño, cuando la pandemia arrasó con todo y el cine de pequeño y mediano presupuesto parecía que tenía los días contados en la gran pantalla. Pero cuando una película es buena, tiene elementos suficientes para cautivar a los espectadores y se gana el respeto de crítica y público, al final tienta la idea de disfrutar de ella en una gran sala de cine, aunque sea una producción pequeña.

Y es que hablamos de un título que, en Estados Unidos, su principal mercado, lleva ya meses disponible en streaming, pero la gente sigue asistiendo a su visionado en cines y aún puede verse en más de 1500 salas de todo el país. En España pasó algo más desapercibida. Tras su estreno el 30 de junio apenas duró unas pocas semanas en la cartelera, recaudó poco más de medio millón de euros y ahora la opción de disfrutarla en la gran pantalla es casi misión imposible. De todos modos, la buena noticia es que acaba de llegar a plataformas como Movistar+, permitiendo que más espectadores puedan descubrirla. Además, dada la sensación internacional que está causando, no sería extraño que se convirtiera en uno de los títulos de la próxima carrera a los Óscar, regresara a los cines por la puerta grande y acabe convirtiéndose en un fenómeno a la altura de Parásitos en 2019. Y es que sin ninguna duda hablamos de una de las películas del año.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente