Bob’s Burgers, la serie que recupera el brillo perdido de 'Los Simpson'

·6 min de lectura

La influencia de Los Simpson en la historia de la televisión es enorme e indudable. Desde que se estrenase la serie hace ya más de tres décadas, la familia de Springfield se ha convertido en una constante en nuestras vidas, no importa el tiempo que pase, y ha creado un legado que durará para siempre y al que regresamos a diario. Sin ella, series como Padre de familia, El rey de la colina, F is for Family, Padre Made in USA o Solar Opposites no existirían, o no serían iguales.

Claro que, como todo el mundo sabe, hace ya muchos años que Los Simpson dejaron su mejor época atrás y, aunque en las temporadas recientes parecen haberse esforzado en recuperar parte del espíritu de antaño, todos coinciden en que la serie lleva mucho tiempo en decadencia y sin ser lo que era. Ahora bien, si es verdad que la magia de sus clásicas primeras 10 temporadas no se puede repetir, hay una serie heredera de la familia amarilla que se acerca bastante a ella y que, si eres fan de la mejor etapa de Los Simpson (y quién no lo es), debes descubrir: Bob’s Burgers (disponible en Disney+).

Cartel de Bob's Burgers (20th Television)
Cartel de Bob's Burgers (20th Television)

Siguiendo la estela de Los Simpson y del resto de comedias adultas animadas de la cadena FOX, Bob’s Burgers se estrenó en 2011 en la televisión estadounidense y ya lleva 11 temporadas en emisión, con una renovación para los próximos dos años y una película cinematográfica pendiente de estreno. Esta serie colorida, optimista y llena de energía se centra en otra familia nuclear tradicional, los Belcher, un divertido y entrañable clan de Nueva Jersey que vive encima del negocio familiar, un humilde restaurante especializado en hamburguesas llamado “Bob’s Burgers”.

La familia está compuesta por Bob, el abnegado y compasivo padre de familia, Linda, la chispeante y entusiasta madre, y sus tres hijos, Tina, la mayor, adolescente soñadora que siempre está fantaseando y pensando en chicos (y uno de los mejores personajes televisivos de los últimos años), Gene, el histriónico y creativo hermano mediano, y Louise, la dura e inteligente benjamina de la familia. Y los acompaña un variopinto elenco de secundarios que convierten su mundo en un lugar vibrante e impredecible, de los que destacan su cliente más fiel, el leal y adorable Teddy. Los Belcher forman un gran equipo a pesar de sus diferencias y se desmarcan considerablemente de la mayoría de familias de las comedias animadas para adultos gracias a una cosa en particular: se quieren, se animan y se apoyan incondicionalmente.

Eso es lo que diferencia por ejemplo a Bob’s Burgers de Padre de familia o South Park, series mucho más salvajes y políticamente incorrectas en las que el humor tiende a ser más hiriente y donde los personajes no siempre desprenden amor por su familia precisamente. Y ahí está para mí la clave de la serie y la razón por la que me recuerda tanto a la mejor época de Los Simpson. No importan las trastadas, las decepciones o las peleas en las que se vean inmiscuidos los Belcher, al final del día siempre están unidos y siempre sacan a relucir el gran corazón que late en sus pechos.

Muchos dicen que es imposible hacer humor para adultos sin ser ofensivo, pero Bob’s Burgers es la prueba de lo contrario. La serie hace gala a menudo de un humor bastante irreverente e incisivo y no escatima en chistes escatológicos, pero nunca se pasa de la raya y nunca lo hace a costa de insultar o ridiculizar, siempre es sobre la base del cariño, sin convertir a los demás en chistes estereotípicos ofensivos y sin recurrir a lo excesivamente vulgar y de mal gusto. La familia Belcher se quiere, pero no lo demuestran de forma ñoña y almibarada como en una sitcom familiar de los 80, sino mediante un tipo de humor descargado de cinismo y mala leche, pero sin caer en lo empalagoso, que nos recuerda que son un desastre y se pueden tirar de los pelos, pero matarían el uno por el otro.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Y sobre todo, haciendo reír. Porque Bob’s Burgers es una de las comedias más graciosas que hay ahora mismo en antena -animadas o de acción real. La serie brilla en sus referencias a la cultura pop y homenajes cinéfilos (la primera vez que me di cuenta de que estaba enamorado de la serie fue durante el episodio parodia a Los Goonies en la segunda temporada), en su tendencia a introducir canciones en todos los episodios (esa obsesión cantarina de los Belcher dio lugar a otra serie animada musical de los mismos creadores, Central Park), y sobre todo, en sus brillantes diálogos, los más naturales y fluidos que he oído en una serie de animación.

Bob’s Burgers funciona tan bien porque tiene detrás a un inmejorable equipo original de voces que convierte a los personajes en personas reales -en parte porque suelen improvisar bastante en las sesiones de grabación- y unos guiones divertidísimos y llenos de ritmo. Y lo mejor es que, después de 11 años, la serie sigue en plena forma y no parece dar síntomas de agotamiento. Los chistes siguen siendo geniales y rapidísimos, los personajes no han cambiado un ápice (al contrario que en otras series, donde empiezan a desvirtuarse con el tiempo), las buenas ideas no se agotan y lo más importante de todo, el corazón de la serie continúa latiendo con fuerza, haciendo reír a la vez que conmueve con el amor que los Belcher sienten -a su muy alocada y excéntrica manera- los unos por los otros. En definitiva, una joya infravalorada que merece más atención.

La emisión intermitente de Bob’s Burgers en España impidió que el público se enganchase a la serie como lo había hecho con otras comedias animadas, pero su llegada a Disney+ a través de Star es la ocasión perfecta para recuperar el tiempo perdido y caer rendido a los pies de los Belcher, la familia más divertida de la tele. Actualmente hay disponibles 10 temporadas en la plataforma (con la 11 pendiente de estreno), así que no será por material. Cabe señalar que, como ocurre con casi todas las comedias, especialmente las de animación, la serie tarda un poco en asentarse y encontrar su voz, pero recomiendo quedarse, porque merece la pena por todas las aventuras originales y los incontables buenos momentos que ofrece. Para disfrutar como si la magia de Los Simpson se hubiera reencarnado en Los Belcher.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente