El Príncipe Harry: el cazador cazado

Vida de Palacio

¡Tenemos la foto! ¡Tenemos al cazador cazado! El príncipe Harry escopeta en mano, junto a un bisonte muerto. El escándalo ha saltado en el Reino Unido. Hace sólo unos días el príncipe Carlos de Inglaterra, junto a sus dos hijos el príncipe Guillermo y el príncipe Harry, se unieron para levantar la voz en un fuerte alegato contra la caza ilegal de animales salvajes. Juntos fueron al Congreso de Londres que reunía a líderes mundiales de 46 países para salvar a los animales.

La polémica foto de Harry con el bisonte abatido, y que ahora ve la luz, es de noviembre de 2004. El príncipe estaba cazando en Argentina en la Hacienda “El Remando” del conde Claudio Zichy-Thyssen, familiar del Barón Thyssen. Fue justo antes de ingresar en la Royal Military Academy de Sandhurst. Hay diez años de diferencia entre la foto de Harry cazador y los discursos de los tres príncipes en Londres a favor de la vida salvaje. Pero la coherencia no tiene fecha de caducidad, o no debería tenerla. Y la cosa no queda ahí.

[Relacionado: ¿Es Kate la culpable de la ruptura entre Harry y su novia?]

También ahora sale a la luz otra foto. Una foto del príncipe Guillermo. Esta es más reciente. Esta foto es de hace 10 días en España. La foto es del príncipe Guillermo en cacería de jabalíes, venados y perdices. También estuvo Harry. Los hermanos fueron invitados a la finca del duque de Westminster, padrino de Guillermo y considerado uno de los mayores cotos de caza de Europa. La foto la publicó el periódico The Sun justo un día antes del mensaje televisado de los príncipes. Justo antes de oír cómo padre e hijo, Carlos y Guillermo, muy serios y con traje y corbata, piden actuar de forma inmediata para salvar animales salvajes.

El padre dice : “Nos hemos unido, mi hijo y yo, para prestar nuestra voz y combatir el comercio ilegal de animales salvajes que ha alcanzado niveles sin precedentes de matanza y violencia. Debemos tratar el comercio ilegal de vida silvestre como una batalla, porque es precisamente eso”. Y el hijo añade: “Este Congreso es el principio del fin de este comercio despreciable”. El video termina con un “¡Vamos a unirnos para la vida salvaje!”, dicho al unísono, padre e hijo.

La Casa Real Británica se ha apresurado a desmentir que dicha sesión de caza en España fuera una actividad ilegal. Y es cierto que nada tiene de ilegal. Pero la polémica y las duras críticas invaden las redes sociales y otros ámbitos en el Reino Unido y fuera de sus fronteras. Hay muchos que consideran que no se puede tomar en serio a alguien cuya mano derecha quiere salvar a los animales salvajes y cuya mano izquierda caza otros animales, por muy legal caza que sea.