El error de traducción que ha puesto en apuros a Mango

cmartinh

La firma española de moda Mango está siendo epicentro de una gran polémica en Francia estos días por culpa, según la marca, de una traducción errónea en la página web del país galo. Mango tradujo de manera literal la palabra “esclava” al francés y, mientras que en nuestro país ese término designa entre otras acepciones a un tipo de pulsera, en el país vecino (al igual que en otros países de habla hispana) tan solo significa “persona carente de libertad y/o sometida a otro”.


Captura de la web de Mango de las joyas "estilo esclavo".
Captura de la web de Mango de las joyas "estilo esclavo".

[Relacionado: Una ex empleada de Mango denuncia haber sido despedida por quedarse embarazada]

El revuelo formado ha sido tal que la marca se ha visto obligada a pedir perdón y a excusarse en un error de traducción. “Lamentamos el error en la traducción. Los servicios responsables ya han sido advertidos y harán la corrección de manera inmediata”, aclaró Mango a través de su cuenta de Twitter. Más tarde, la marca lanzó un comunicado oficial en el que aseguraban no haber querido "en ningún caso herir la sensibilidad de nadie”, y en su web francesa ya podemos ver el cambio: donde antes ponía "style esclave" (estilo esclavo) ahora vemos "tressé" (trenzado).

Pero hay quien no se cree la versión de Mango y atribuyen a la empresa el refrán “que hablen de uno, aunque sea mal” como una estrategia de marketing. Dicho esto, las actrices Aissa Maiga, Sonia Rolland y la columnista Rokhaya Diallound han creado una petición en la plataforma online Change.org para que la marca española retire su línea de joyería “estilo esclavo”, al considerar que vulnera y atenta contra los derechos humanos.

[Relacionado: Polémica racista: Vogue Italia y sus "pendientes de esclava"]

“Mango trivializa una tragedia histórica que hoy en día afecta aún a millones de personas en todo el mundo”, reza la solicitud, que en solo dos días ya ha sido firmada por más de 7.000 personas. Pero los dolores de cabeza para Mango no terminan ahí, ya que las asociaciones francesas SOS Racisme y Cran también han exigido la retirada de la colección de joyas “style sclave”.