Scarett Johansson: una gótica sexy que da mucho miedo

Miss Catwalk
Soy Fashion victim

Scarlett Johansson es la mujer de las mil caras, una actriz súper versátil que, debido a su particular belleza, encaja en todo tipo de roles: desde la jovencita angelical e inocente, hasta el look gótico más extremo y sexy.

Como se acerca la noche de Halloween, las celebrities ya ensayan sus caras más terroríficas y buscan los disfraces más atrevidos. Además, esta tradicional fiesta ha coincidido con el 40 aniversario de W Magazine, que lo celebra con una Scarlett sensualmente irresistible.

[Relacionado: Kim Kardashian saca su lado más salvaje para Halloween]

La protagonista de Los Vengadores ha cambiado sus dulces facciones por un maquillaje extremo a lo Mortícia Adams. Su larga melena rubia tampoco se ha librado de la transformación y ahora se ha vuelto grisácea, rojiza y turquesa al más puro estilo Cruella de Vil.

Podríamos decir que su estética corresponde, al igual que el contenido de su entrevista, a la década de los noventa. En este sentido, parece sacada del típico bar desértico en el que Scarlett busca su presa para esta noche. ¡Qué miedo!

[Galería: Los famosos... ¡también saben disfrazarse!]

Con los labios carmín granate intenso, sangre, y un eyeliner de lo más grueso para intensificar su penetrante mirada, Johansson posa seria y segura de sí misma mientras se sujeta el cuello de la chaqueta de cuero negra. Los piercings en las orejas y un aro en la nariz contribuyen a radicalizar su look así como los varios anillos de diamantes, todos negros, en cada uno de sus dedos.

Por último, la artista de 27 años presume de escotazo con un vestido negro de Dolce & Gabanna, aunque en la portada casi no se parecia. También a juego con el modelito, Scarlett luce un sujetador de encaje negro. En definitiva, se trata de un photoshoot arriesgado y original que lleva el sello de Steven Klein. ¿Qué os parece ScaJo de gótica?