Ioana Spangenberg: ¿Anorexia o genética?

Soy Fashion victim

La modelo rumana no pasa desapercibida sobre la pasarela, pero tampoco en su vida real. Su estrechísima cintura es algo insólito de ver; la gente la tacha de anoréxica pero ella dice que nació así.


Se llama Ioana y es de Rumania. Mide 1, 67 centímetros de altura y su cintura mide solamente 50 centímetros. El efecto visual es bastante chocante. Mirándola es fácil catalogarla de anoréxica puesto que tiene una figura extremadamente delgada.

Pero ella se defiende en sus declaraciones a The Sun diciendo que, al contrario, que en Rumania lo 'bien visto' es estar gordita, hecho que implica que vienes de una familia que dispone de abundancia. Según Ioana: "Nadie me cree pero cada día como tres veces y pico todo el rato snacks y comida basura como Mars o caramelos", lo que no dice es si luego lo retiene o no, claro.

Pero, según su versión: "Tengo el estómago pequeño, si como demasiado me pongo enferma." ¿Pero no dice que no para de comer? A ver si se aclara….

Según The Sun la chica nació normal, durante la adolescencia fue cuando empezó a notar que su cintura no crecía como debería; según ella, cuando era una cría de 13 años jugaba a que sus amigos la rodearan completamente sólo con sus manos abiertas alrededor de su cintura.

Ioana siempre estuvo acomplejada de su constitución hasta 2006, cuando conoció a su actual marido que la animó a ser modelo. Desde entonces, se ama a sí misma y dice que "quiero seguir en esto, tengo que ganar peso para no ser tan chocante a la vista y ahora que vivo en Alemania lo tengo fácil para zampar pizza y kebabs a todas horas".

¿Será verdad? ¿Vosotros qué opináis? ¿Se harta de comer pero es su genética o tiene un desorden alimenticio? Aquí os dejo un vídeo para que la veáis posar ante la cámara: